LA FONTANA DI TREVI

LA FONTANA DI TREVI

Piazza di Trevi, 00187 Roma RM, Italia

Free
Monumento
Italiano
Euro
Fontana di trevi roma
Ir a:

Bienvenido a la Fontana de Trevi; la Fontana di Trevi es la mayor de las famosas fuentes de Roma, escena del ba√Īo nocturno de la estrella de cine Anita Ekberg en “La Dolce Vita”, es un extravagante conjunto barroco de figuras m√≠ticas y caballos salvajes construida en la fachada del Palacio Poli del siglo XVII por Nicola Salvi.

El concurso convocado por el Papa Clemente XII en 1731 fue ganado inicialmente por el escultor francés Lambert-Sigisbert Adam, pero más tarde el encargo pasó a Salvi: se dice que el cambio se debió a que el pontífice no quería confiar la obra a un extranjero, pero otra versión explica que Adam tuvo que volver a Francia. Iniciada en 1732, fue finalmente confiada en 1759 a Pietro Bracci con la ayuda de su hijo Virginio. Ambos completaron la obra, que se inauguró en 1762.

La Fontana mas famosa de Roma, La Fontana di Trevi

¬ŅQuieres descubrir los secretos de ROMA?

No dejes pasar la oportunidad de adquirir la Tarjeta Turística de Roma

LA FONTANA DI TREVI, LA FUENTE MAS FAMOSA DE ROMA

La Fontana di Trevi¬†esta¬†inspirada¬†en los¬†arcos triunfales romanos,¬†es la fuente barroca m√°s grande y famosa de¬†Roma¬†con 25,9 metros de altura y 19,8 metros de ancho. El dise√Īo de la Fontana di Trevi, obra de Nicola Salvi en 1732, representa al dios marino Oceanus en un carro con forma de concha dirigido por Tritones con caballitos de mar -uno salvaje y otro d√≥cil- que representan los estados de √°nimo del mar.

En el nicho a la izquierda de Neptuno una estatua representa la Abundancia; a la derecha está la Salubridad. El agua proviene del Aqua Virgo, un acueducto subterráneo del siglo I a.C., y el nombre de Trevi se refiere a los tres caminos que convergen en la fuente. En 1629, el papa Urbano VIII, le pidió a Bernini que bosquejara posibles renovaciones de la Fontana di Trevi, encontrándola insuficientemente vistosa. Después de la muerte del Papa, el proyecto fue abandonado. La contribución duradera de Bernini fue situar la fuente desde el otro lado de la plaza hacia el Palacio del Quirinal (para que el Papa pudiera verla y disfrutarla).

Despu√©s de una restauraci√≥n patrocinada por Fendi, terminada en 2015, la Fontana di Trevi brilla m√°s de lo que lo ha hecho durante a√Īos. La tradici√≥n es tirar una moneda al agua, asegurando as√≠ su regreso a Roma – en promedio se tiran unos 3.000 euros cada d√≠a. Las figuras centrales¬†de la fuente¬†son Neptuno¬†(Dios del mar), y los¬†dos Tritones. Uno lucha por dominar un verdadero ‚Äúcaballito de mar‚ÄĚ, el otro conduce un animal mucho m√°s d√≥cil. Estos simbolizan los dos estados de √°nimo contrastantes del mar.

El sitio¬†originalmente¬†marca el punto terminal del¬†antiguo acueducto Aqua Virgo¬†construido en¬†19 a. C. y que¬†abasteci√≥ a¬†Roma¬†durante m√°s de cuatrocientos a√Īos.¬†La historia del descubrimiento del manantial de agua dulce canalizada en este acueducto est√° representada en la fachada de la Fontana di Trevi.
Uno de los relieves¬†de los primeros pisos¬†muestra a una ni√Īa¬†(la legendaria virgen que le dio el nombre del acueducto) que se√Īala el manantial del que fluye el agua.

La fontana di Trevi Roma
La fontana de Trevi Roma

El tema de toda la composici√≥n es el mar. Se encuentra en una gran piscina rectangular con esquinas redondeadas, rodeada por un paseo que va de un lado a otro, encerrado a su vez en un corto tramo de escaleras justo debajo del nivel de la calle de la plaza. Salvi utiliz√≥ el sistema de escaleras para compensar la diferencia de altura entre los dos lados de la plaza: el lado izquierdo (hacia la colina del Quirinal) es, de hecho, mucho m√°s alto que el otro, hasta el punto de que tuvo que recurrir a un peque√Īo parapeto para delimitar la calzada, parcialmente cubierto por rocas, en una de las cuales est√° tallado un escudo cardenalicio que representa un le√≥n rampante.

El escenario est√° dominado por un acantilado rocoso que ocupa toda la parte inferior del palacio, en cuyo centro hay un gran nicho bordeado de columnas que lo hace destacar como si estuviera bajo un arco de triunfo. Aqu√≠ se encuentra una gran estatua de Oceanus, obra de Pietro Bracci (1759-1762, seg√ļn un dise√Īo de Giovanni Battista Maini), con formas musculosas y opulentas y una mirada orgullosa y altiva: El dios, envuelto en un manto que apenas le cubre la pelvis y el pubis, es captado mientras cabalga en un carro con forma de concha tirado por dos caballos alados, apodados respectivamente “caballo agitado” (el de la izquierda) y “caballo pl√°cido”, en referencia a los momentos similares del mar, a veces tranquilo y a veces tormentoso. A ambos lados del gran nicho central hay otros dos nichos m√°s peque√Īos, ocupados por las estatuas de la Salubridad (a la izquierda de Oceano) y la Abundancia (a la derecha de Oceano), esta √ļltima representada sosteniendo el simb√≥lico cuerno lleno de frutas y monedas. Ambas estatuas son obra de Filippo Della Valle. Los tres nichos est√°n delimitados por cuatro grandes columnas.

Detalles de la Fontana

Adem√°s, a ambos lados del arco principal, por encima de los dos nichos, hay dos paneles en bajorrelieve que representan a Agripa en el acto de aprobaci√≥n de la construcci√≥n del acueducto Aqua Virgo de Giovan Battista Grossi (por encima de la estatua de la Abundancia). Y la “virgen” que muestra a los soldados la ubicaci√≥n de los manantiales, de Andrea Bergondi (sobre la estatua de Salubridad). la Fontana di Trevi tambi√©n est√° adornada con numerosas decoraciones de m√°rmol que representan especies vegetales: una planta de alcaparras en la fachada del Palacio Poli, una higuera silvestre enraizada en lo alto de la balaustrada, un arbusto de gordolobo, una chumbera, cuatro brotes de hiedra, calte y juncos de lago, un tronco de roble bajo la estatua de La Salute, una alcachofa, una parra con cuatro racimos de uva, una colocasia flotando en el agua, una higuera, un ciombolino y un grupo de plantas perennes donde termina el acantilado de travertino. La composici√≥n se completa con un caracol que se arrastra sobre la colocasia y una lagartija que se esconde en una peque√Īa cavidad abierta en la fachada.

Las cuatro grandes columnas corintias sostienen el alzado superior, en el que hay, en cada columna, cuatro estatuas aleg√≥ricas m√°s peque√Īas: de izquierda a derecha, la Abundancia de frutas de Agostino Corsini, la Fertilidad de los campos de Bernardino Ludovisi, la Riqueza del oto√Īo de Francesco Queirolo y la Amenidad de los jardines de Bartolomeo Pincellotti (1735). En el centro, entre las dos estatuas centrales, coronadas por un imponente escudo Corsini del Papa Clemente XII apoyado en dos representaciones de la Fama de Paolo Benaglia, se encuentra la gran inscripci√≥n conmemorativa-inaugurativa que el pont√≠fice quiso colocar con cierta premura:

detalles de la fontana di trevi
Detalles de la Fontana di Trevi

(Latin)
“CLEMENS XII PONT MAX
AQVAM VIRGINEM
COPIA ET SALVBRITATE COMMENDATAM
CVLTV MAGNIFICO ORNAVIT
ANNO DOMINI MDCCXXXV PONTIF VI”.

(Espa√Īol)

“En el a√Īo de Nuestro Se√Īor de 1735, el sexto de su pontificado, Clemente XII P.M. adorn√≥ con una obra maravillosa el Acueducto de la Virgen, famoso por [su] abundancia y salubridad”.

El acantilado de travertino, animado por plantas y animales esculpidos, y animado por el abundante flujo de agua, fue creado, al igual que las esculturas, por artistas de Bernini como Maini, Pincellotti, Bracci y Della Valle. √Čstos, junto con una multitud de artesanos de distintas especialidades (caldereros, latoneros y plateros, carpinteros, pintores, canteros, tallistas‚Ķ) fueron dirigidos y organizados magistralmente por Salvi. En la parte central, el orden corintio √ļnico, que recuerda tipol√≥gicamente a los arcos de triunfo romanos, divide el espacio en paneles laterales con esculturas y bajorrelieves relativos a la historia del descubrimiento y la gesti√≥n del agua de la Virgen.

La gran estatua de Océano de la Fontana di Trevi

El agua brota de las rocas en varios puntos: bajo el carro del Oc√©ano llena tres estanques antes de desembocar en el estanque mayor. Las tres pilas no formaban parte del dise√Īo original de Salvi, sino que se a√Īadieron tras los cambios realizados por Giuseppe Pannini, que le sustituy√≥ tras su muerte. Otro cambio sustancial se refiere a los temas de las dos estatuas laterales, que inicialmente representaban a Agripa y a la “virgen Trivia”.

Dado el tama√Īo y la complejidad de la obra, muchos escultores participaron en la creaci√≥n de los distintos grupos de estatuas.

La descripción de la obra se completa con la curiosa e inesperada escultura de un objeto que recuerda una anécdota: en las rocas que cubren el parapeto de la izquierda de la Fontana di Trevi se esculpió un gran jarrón de travertino (llamado Asso di coppe por su forma, que recuerda mucho al símbolo representado en los naipes). La cháchara de la época (pero la anécdota está bastante acreditada) es que Salvi la hizo colocar allí para molestar la vista de un barbero que tenía su tienda al lado y no paraba de criticar el trabajo del arquitecto. Parece que de este modo el jarrón -que en realidad no tiene nada que ver con el tema de la fuente, ni hay nada similar en el otro lado- impidió al crítico inadecuado tener una visión fácil de la obra.

Trevi_Fountain_(Rome)_-_Oceanus_Front_view
La gran estatua del Oceano en la Fontana di Trevi

Curiosidades de La Fontana de Trevi

El símbolo de la ciudad que representa, y probablemente también la grandeza de la propia la Fontana di Trevi, está en el origen de las leyendas y anécdotas que giran en torno a ella y que han pasado a formar parte de la cultura popular romana:

  • La tradici√≥n m√°s conocida y persistente es la de arrojar una moneda a la fuente: hacerlo con los ojos cerrados, dando la espalda al Palacio Poli, propiciar√≠a un futuro regreso a la ciudad. Los or√≠genes de la tradici√≥n pueden derivar de la antigua costumbre de arrojar √≥bolos o peque√Īos regalos a las fuentes sagradas para propiciar a las deidades locales, como en el caso de los pozos de los deseos. La introducci√≥n del lanzamiento de monedas en la Fontana di Trevi se atribuye al arque√≥logo alem√°n Wolfgang Helbig, que permaneci√≥ en Roma durante mucho tiempo en los siglos XIX y XX. Helbig, que era un referente de la vida social alemana en Roma, se inspir√≥ en estos antiguos rituales para aligerar la despedida de sus invitados de la ciudad eterna. El Ayuntamiento de Roma aprob√≥ en 2006 una resoluci√≥n para introducir el lanzamiento de una moneda en la Fontana di Trevi.
  • El Ayuntamiento de Roma resolvi√≥ en 2006 que todas las monedas recuperadas (una suma equivalente a unos tres mil ochocientos euros diarios) se destinaran a C√°ritas de la capital; esto, sin embargo, no impide que algunos “aficionados” intenten recuperaciones personales no autorizadas y sancionadas.
  • Seg√ļn otra tradici√≥n, cuando la fuente a√ļn sacaba agua para beber (y el agua de Trevi, que hoy s√≥lo se utiliza para el riego y para alimentar las fuentes, estaba considerada entre las mejores de Roma, porque no es calc√°rea), las chicas hac√≠an beber a sus novios un vaso de ella, que luego romp√≠an en se√Īal de buena suerte y fidelidad.
  • Hoy existe otra versi√≥n. Se supone que los dos amantes beben juntos de la “Fuente de los Enamorados”, a la derecha del monumento. Es una forma de asegurar que permanezcan fieles para siempre.

M√ļsica

  • Ottorino Respighi escribi√≥ poemas sinf√≥nicos, entre ellos uno titulado Le Fontane di Roma, que presenta cuatro impresiones po√©ticas. Uno de ellos est√° dedicado a la majestuosa Fontana di Trevi, titulado precisamente La Fontana di Trevi al meriggio. “Las figuras mitol√≥gicas de la fuente monumental de Salvi inspiraron a Respighi la idea de un triunfo sonoro y pomposo de Neptuno rodeado de otras divinidades marinas”- as√≠ escribi√≥ Gino Roncaglia en su libro Invito alla musica.
  • En el videoclip de Pfuati Gott Elisabeth, un √©xito de la Spider Murphy Gang, filmado en Roma, el frontman Gunther Sigl se ba√Īa en la Fontana di Trevi con la ropa puesta.

Filatelia

  • En 1973, Correos de Italia dedic√≥ un sello de 25 liras a la Fontana di Trevi.
  • En 2002, Correos emiti√≥ un sello de 0,46 euros.

Como tirar la moneda en la Fontana di Trevi

La tradición dice que una moneda arrojada al agua garantiza el regreso de un visitante a Roma, pero recuerda que para que salga todo bien, tienes que tirar la moneda con la mano derecha por encima del hombro izquierdo con la espalda hacia el agua y esto garantiza un viaje de regreso a Roma. Este conocido mito ha asegurado que miles de euros sean arrojados a la Fontana di Trevi todos los días por turistas desesperados por la oportunidad de regresar; el dinero se usa para proyectos de caridad, por lo que los visitantes al menos apoyan una buena causa, aunque a menudo sin saberlo. ¡También hay intentos regulares de robar dinero de la Fontana di Trevi!

La Fontana de Trevi en el Cine

El mundo del cine ha inmortalizado La Fontana de Trevi  en muchas pel√≠culas y se ha convertido en una de las principales atracciones de Roma al igual que otros monumentos igualmente famosos, la fuente se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad. Como tal, no pod√≠a ser ignorada por el mundo del cine, que no fue indiferente a la magnificencia y la fama de la Fontana di Trevi y utiliz√≥ su escenario e imagen en varias ocasiones. Entre los principales:

  • La primera pel√≠cula en la que la Fontana di Trevi fue protagonista fue la estadounidense Tre soldi nella fontana (1954), dirigida por Jean Negulesco, donde la fuente del t√≠tulo es precisamente la de Trevi.
  • El monumento es tambi√©n protagonista de una de las escenas m√°s famosas del cine italiano y, quiz√°s, del mundo: en La dolce vita (1960) de Federico Fellini, Anita Ekberg se lanza a la piscina, invitando a Marcello Mastroianni a hacer lo mismo.
  • En Risate di gioia (1960) de Mario Monicelli: Lello (Ben Gazzara) intenta convencer al turista americano borracho (Fred Clark) de que se ba√Īe en la fuente para robarle.
  • En Tot√≤truffa 62, pel√≠cula de 1961 de Camillo Mastrocinque, Tot√≥ vende la fuente a un turista despistado, haci√©ndose pasar por su leg√≠timo propietario.
  • La pel√≠cula que lleva su nombre -Fontana di Trevi- fue realizada en 1964 por el director Carlo Campogalliani con gui√≥n de Federico Zardi.
  • En la pel√≠cula de 1974 C’eravamo tanto amati (Fuimos tan amados), de Ettore Scola, hay una escena nocturna que representa el escenario de La dolce vita. Federico Fellini y Marcello Mastroianni hicieron dos cameos amistosos en los que se interpretaron a s√≠ mismos en la pel√≠cula de culto 14 a√Īos antes.

El mejor momento para visitar es de noche cuando est√° incre√≠blemente iluminado. Apropiadamente para una fuente que se asemeja a un escenario, la Fontana de Trevi ha sido la estrella de muchas pel√≠culas filmadas en Roma, incluidas pel√≠culas rom√°nticas como ‚ÄúTres monedas en una fuente‚ÄĚ y ‚ÄúFiesta romana‚ÄĚ, pero tambi√©n ‚ÄúLa dolce vita‚ÄĚ,  retrato sat√≠rico de Roma de Federico Fellini en la d√©cada de 1950.

La m√°s famosa, la Fontana de Trevi es donde Anita Ekberg se visti√≥ con un vestido de gala en el cl√°sico de Fellini La Dolce Vita (1960); aparentemente us√≥ botas de pescador bajo su ic√≥nico vestido negro pero a√ļn as√≠ tembl√≥ durante la sesi√≥n de invierno. La Fontana di Trevi tambi√©n apareci√≥ en la pel√≠cula de Jean Negulesco Three Coins in the Fountain (1954), m√°s recordada por su tema musical cantado por Frank Sinatra.

La Fontana di Treviestá muy concurrida durante el día; visítela por la noche cuando está bellamente iluminada y podrá apreciar su espumosa majestad sin tan grandes hordas.

la Fontana de Trevi es donde Anita Ekberg se vistió con un vestido de gala en el clásico de Fellini La Dolce Vita
La Fontana de Trevi es donde Anita Ekberg se vistió con un vestido de gala en el clásico de Fellini La Dolce Vita

Historia de la Fontana di Trevi

El periodo cl√°sico

La historia dela Fontana di Trevi est√° estrechamente ligada a la de la restauraci√≥n del Aqua Virgo, el acueducto de las aguas v√≠rgenes, que se remonta a la √©poca del emperador Augusto: de hecho, el arquitecto Marco Vipsanio Agripa (su yerno) llev√≥ el agua corriente de la cuenca del manantial del Salone, en la v√≠a Collatina, hasta el Campus Martius, para abastecer las termas deseadas y realizadas por el propio Agripa, que tambi√©n construy√≥ el Pante√≥n (cuyo front√≥n lleva su nombre). El acueducto, activo desde hace m√°s de dos mil a√Īos, tiene casi veinte kil√≥metros de longitud, bajo tierra.

El periodo tardoantiguo-medieval

Aunque comprometida y muy reducida en su capacidad tras los da√Īos causados por el asedio de Vitiges a los godos en el a√Īo 537, el Acqua Vergine sigui√≥ en uso durante toda la Edad Media, con restauraciones atestiguadas ya en el siglo VIII, y luego de nuevo por el Ayuntamiento en el siglo XII, cuando el conducto se conect√≥ tambi√©n a otras fuentes m√°s cercanas a la ciudad, situadas en un lugar entonces llamado “Trebium”, que puede ser el origen del nombre dado ala Fontana di Trevi. Este acueducto es el m√°s antiguo de Roma que sigue en funcionamiento, y el √ļnico que nunca ha dejado de suministrar agua a la ciudad desde la √©poca de Augusto.

La época del Renacimiento

El punto terminal del Aqua Virgo en la Edad Media estaba en el lado oriental de la colina del Quirinal, cerca de un trivium (Treio, en la lengua de la √©poca: otra hip√≥tesis, bastante cre√≠ble, sobre el origen del nombre). En el centro de la encrucijada se construy√≥ una fuente con tres bocas que vert√≠an agua en tres pilas distintas, una al lado de la otra; la primera documentaci√≥n gr√°fica de la “Fontana del Treio” (o “de Trevi”), as√≠ representada, data de 1410. Poco despu√©s, en 1453, Leon Battista Alberti, por encargo del Papa Nicol√°s V, sustituy√≥ las tres pilas por una √ļnica y larga pila rectangular, apoy√°ndola sobre un muro r√ļstico y almenado y restaurando los tres mascarones de los que manaba el agua. Se coloc√≥ una placa en el muro para conmemorar la intervenci√≥n:

“NICOLAVS V. PONT. MAX.
POST ILLVSTRATAM INSI-
GNIBVS MONUMEN. VRBEM
DVCTVM AQVAE VIRGINIS
VETVST. COLAPSO. REST. 1453″

“Nicol√°s V, Pontifex Maximus, despu√©s de haber embellecido la ciudad con importantes monumentos, restaur√≥ el conducto Acqua Vergine de su antiguo estado de abandono en 1453.

Tras varias intervenciones menores, en 1570 el Papa Pío V llevó a cabo otra gran restauración de todo el acueducto; en esa ocasión también se reconectaron los manantiales originales.

El período barroco

Gian Lorenzo Bernini, Papa Urbano VIII (1632); √≥leo sobre lienzo, 67 x 50 cm, Galleria Nazionale d’Arte Antica, Roma FOTO

Tras una serie de proyectos presentados por varios arquitectos y nunca realizados, hacia 1640 el papa Urbano VIII encarg√≥ al arquitecto y escultor Gian Lorenzo Bernini que “transformara” la plaza y la fuente, para crear un nuevo n√ļcleo escenogr√°fico cerca del palacio familiar (Palazzo Barberini) entonces en construcci√≥n, visible tambi√©n desde el Palazzo del Quirinale, la residencia papal. Bernini dise√Ī√≥ una gran pantalla de agua y, antes incluso de obtener la autorizaci√≥n, comenz√≥ las obras, financiadas, entre otras cosas, por el producto de un inoportuno impuesto sobre el vino impuesto a los romanos. Por ello, ampli√≥ la plaza (que al principio era s√≥lo un trivium) demoliendo algunas casas a la izquierda de la fuente existente, y luego la hizo girar en √°ngulo recto, hasta alinearla como hoy, frente al Quirinal. La exposici√≥n, conocida por varios documentos ilustrados, deb√≠a estructurarse en dos grandes cuencas semicirculares conc√©ntricas, en cuyo centro un pedestal, justo por debajo de la superficie del agua, deb√≠a servir de base a un grupo, probablemente centrado en la estatua de la “virgen de la Trivia”. Pero los fondos para el proyecto se agotaron pronto y, adem√°s, se redujeron dr√°sticamente a causa de la guerra que el Papa hab√≠a declarado al Ducado de Parma y Piacenza: no se esculpi√≥ la estatua central y la obra se detuvo. En el traslado tambi√©n se perdieron los restos de la placa dedicada al Papa Nicol√°s V.

La muerte de Urbano VIII en 1644 y el siguiente pleito contra la familia Barberini por parte del nuevo Papa Inocencio X hicieron que se abandonara el proyecto de Bernini. Por el contrario, Bernini, que había caído en desgracia por haber sido el arquitecto de la familia Barberini, recibió la sencilla tarea de prolongar el Acqua Vergine hasta la plaza Navona, donde Francesco Borromini debía construir una nueva exposición monumental frente al palacio de la familia del pontífice (Pamphili).

Pasaron casi sesenta a√Īos antes de que Clemente XI volviera a abordar el problema de encontrar una soluci√≥n parala Fontana di Trevi, pero los proyectos de Carlo Fontana (un obelisco sobre un conjunto de rocas, seg√ļn el modelo de la fuente de los Quattro Fiumi) y de Bernardo Castelli (una columna sobre una base rocosa, con una rampa en espiral), no tuvieron m√°s √©xito. La misma suerte corrieron los dise√Īos de varios otros arquitectos, que tambi√©n incluyeron la demolici√≥n parcial de los edificios que Bernini hab√≠a dejado tras la Fontana di Trevi.

Parec√≠a ser la √ļltima oportunidad, porque la familia del pr√≥ximo papa Inocencio XIII (los Condes, duques de Poli) hab√≠a ampliado recientemente la propiedad de la familia hasta la plaza de Trevi, comprando los dos edificios situados detr√°s de la Fontana di Trevi para sustituirlos por un palacio noble. Por tanto, cualquier proyecto de construcci√≥n de una fuente monumental podr√≠a haber comprometido y da√Īado el palacio, por lo que deb√≠a evitarse cuidadosamente.

Un curioso episodio se produce durante el pontificado del siguiente Papa Benedicto XIII, originario de Gravina di Puglia, quien, en un esp√≠ritu de parroquialismo, prefiri√≥ a los artistas estrictamente del sur de Italia a los arquitectos m√°s famosos de la √©poca, pero cuyos dise√Īos eran decididamente pobres. La √ļnica obra realizada fue una estatua de la Virgen con el Ni√Īo del napolitano Paolo Benaglia, quiz√° destinada al pedestal que Bernini hab√≠a colocado en el centro de las dos piscinas. El episodio es curioso porque el artista entendi√≥ que la “Virgen” a la que se refiere el nombre del acueducto era la Madonna, y no la joven que, seg√ļn una leyenda popular relatada por el antiguo pol√≠tico romano Sexto Julio Frontino, habr√≠a mostrado a los soldados enviados por Agripa el lugar donde se encontraba el manantial del que se pod√≠a extraer agua para el nuevo acueducto, que recibi√≥ el nombre de “Virgen” en recuerdo del episodio. Es sorprendente que ni siquiera el pont√≠fice haya sido informado de la metedura de pata. Sin embargo, la estatua se ha perdido.

El periodo neocl√°sico

Giovanni Paolo Pannini, Fontana di Trevi (siglo XVIII); óleo sobre lienzo, 50,2×64,8 cm, Museo de Bellas Artes de Boston
Giovanni Paolo Pannini, La Fontana di Trevi (siglo XVIII); óleo sobre lienzo, 50,2×64,8 cm, Museo de Bellas Artes de Boston FOTO

Aparte del par√©ntesis de diez a√Īos (1721-1730) de los pontificados de Inocencio XIII y Benedicto XIII, a principios del siglo XVIII la Fontana di Trevi se convirti√≥ en un tema obligado para los numerosos arquitectos que viv√≠an o visitaban Roma, y la Accademia di San Luca la hizo objeto de varios concursos. Se conocen dibujos y pensamientos de Nicola Michetti, Luigi Vanvitelli, Ferdinando Fuga y otros arquitectos italianos y extranjeros.

Fue el Papa Clemente XII, en 1731, quien retom√≥ el destino de la plaza y dela Fontana di Trevi: en el marco de los grandes encargos de su pontificado que llevar√≠an a la realizaci√≥n de grandes edificios inacabados, convoc√≥ un importante concurso para la construcci√≥n de una gran pantalla de agua. Tras rechazar varios proyectos que intentaban conservar la fachada del palacio de Poli, se apost√≥ por los dise√Īos de Ferdinando Fuga, Nicola Salvi y Luigi Vanvitelli, para gran disgusto de los duques de Poli (Italia), todav√≠a propietarios del edificio, que habr√≠an visto la fachada de su palacio disminuida en dos vanos de ventana y, adem√°s, coronada con el escudo her√°ldico de la familia del Papa, los Corsini. Clemente XII no quiso atender a razones, encarg√≥ los proyectos a una comisi√≥n de expertos y el concurso lo gan√≥ Nicola Salvi.

La obra se basaba en un proyecto que conciliaba las influencias barrocas y, m√°s a√ļn, las de Bernini con el nuevo monumentalismo clasicista que iba a caracterizar todo el pontificado de Clemente XII. Salvi retom√≥ la idea b√°sica del Papa Urbano VIII y de Bernini, a saber, la de narrar la historia del Acqua Vergine a trav√©s de la uni√≥n de la arquitectura y la escultura. El proyecto de Salvi tambi√©n fue elegido porque era m√°s barato que los dem√°s.

La obra fue financiada por 17.647 escudos. Estos fondos se recaudaron en parte gracias a la reintroducci√≥n de la loter√≠a en Roma. La construcci√≥n dela Fontana di Trevi comenz√≥ en 1732, y Clemente XII la inaugur√≥ en 1735, con las obras a√ļn en curso. Sin embargo, en 1740 se interrumpi√≥ de nuevo la construcci√≥n de la fuente, que se reanud√≥ dos a√Īos despu√©s. Entre las causas del largu√≠simo tiempo de construcci√≥n, adem√°s de la indudable grandeza de la obra, estaban el considerable aumento de los costes y, por tanto, de los fondos necesarios, y las frecuentes disputas entre Salvi y Giovanni Battista Maini, el escultor encargado de la fuente. Ninguno de los dos ver√≠a terminada la obra: Nicola Salvi muri√≥ en 1751 y Maini al a√Īo siguiente. Pero ni siquiera el Papa vio terminada la obra (y quiz√° por ello quiso inaugurarla antes), al igual que su sucesor Benedicto XIV (que quiz√° por la misma raz√≥n exigi√≥ una segunda inauguraci√≥n en 1744).

La primera fase de las obras se complet√≥ en 1747, cuando se terminaron las estatuas y las rocas de la posta. A Giuseppe Pannini se le encomend√≥ la tarea de terminar finalmente la obra, pero fue destituido de su cargo por las variaciones que introdujo en el proyecto original, y la obra se retras√≥ a√ļn m√°s. En 1759 se encarg√≥ la tarea al escultor Pietro Bracci, ayudado por su hijo Virginio. La Fontana di Trevi se complet√≥ finalmente despu√©s del conjunto escult√≥rico central, durante el pontificado del Papa Clemente XIII. En la tarde del 22 de mayo de 1762, un domingo (despu√©s de treinta a√Īos de trabajos de construcci√≥n), la obra fue finalmente devuelta al p√ļblico en toda su majestuosidad (y el Papa la inaugur√≥ por tercera vez).

Giovanni_Battista_Piranesi_-_la fontana di trevi roma
Giovanni Battista Piranesi, Fontana di Trevi

Desde el primer boceto realizado por Maini hasta la realización final del grupo escultórico por Bracci, la obra fue reinterpretada en clave ilustrada. De hecho, las nuevas ideas procedentes de Francia se abren paso en la cultura romana: el caballo negro y el caballo blanco encuentran su expresión en la ejecución de Bracci.

La Fontana di Trevi hoy

Desde el punto de vista de la restauraci√≥n, la Fontana di Trevi fue objeto de una importante intervenci√≥n de conservaci√≥n en 1998, cuando se limpi√≥ la fuente y se moderniz√≥ el sistema hidr√°ulico. La restauraci√≥n m√°s reciente comenz√≥ el 4 de junio de 2014, patrocinada por Fendi. Los trabajos de limpieza y consolidaci√≥n afectaron inicialmente a las dos fachadas laterales de la fuente, para concentrarse despu√©s en las estatuas, el acantilado de la fuente y la nueva impermeabilizaci√≥n de la pila, iniciando un largo proceso de limpieza de la piedra caliza, microarenado, enlucido, reintegraci√≥n de las pinturas, consolidaci√≥n de los caballos alados, reordenaci√≥n de los adoquines de la plaza y de la cortina de ladrillos, modernizaci√≥n de las farolas hist√≥ricas y limpieza de las letras doradas que componen la dedicatoria del monumento. Los trabajos de restauraci√≥n se prolongaron durante diecisiete meses, durante los cuales la fuente estuvo parcialmente abierta a los visitantes gracias a la presencia de una pasarela panor√°mica que permit√≠a atravesarla. El ritual del lanzamiento de monedas se mantuvo con la colocaci√≥n de una peque√Īa pila, en la que turistas y ciudadanos pod√≠an seguir lanzando monedas y pidiendo deseos. La ceremonia del regreso de la Fontana di Trevi tuvo lugar el 3 de noviembre de 2015, en presencia de cientos de personas, con una reapertura de los tubos del Acquedotto Vergine que llenaban la cuenca.

En el verano de 2019, la Fontana di Trevi se sometió a trabajos de renovación del sistema de iluminación artística. La nueva iluminación fue presentada el 18 de septiembre de 2019 por la alcaldesa Virginia Raggi. El sistema renovado cuenta con 85 proyectores subacuáticos y 6 proyectores en estantería. La potencia total instalada, con tecnología LED, es de sólo 2,1 kW y consigue un ahorro energético del 70% respecto a las anteriores lámparas de sodio. La puntería de algunos proyectores colocados en las conchas detrás de la estatua de Oceano ha permitido resaltar la estructura central del monumento, mientras que otros proyectores en el interior de la piscina y al pie del arrecife y de las estatuas laterales afinan los detalles en el lateral del cuerpo central.

El Acueducto de la Virgen (Aqua Virgo)

El Acueducto de la Virgen (Aqua Virgo) es el √ļnico de los once acueductos principales de la antigua Roma que ha permanecido en funcionamiento continuo hasta nuestros d√≠as, abasteciendo las fuentes monumentales de la ciudad barroca, incluida la Fontana di Trevi.

Es precisamente la Fontana di Trevi, en la época moderna, la que representa su exposición final.

Inaugurado en el a√Īo 19 a.C. por Agripa, yerno del emperador Augusto, probablemente su nombre se deba a la pureza y frescura de sus aguas, aunque una evocadora leyenda lo remonta a la joven que se√Īal√≥ los manantiales a los soldados encargados de la b√ļsqueda.

El Aqua Virgo nacía en los manantiales del Agro Lucullano, cerca de la octava milla de la vía Collatina, en la actual localidad de Salone, y terminaba en Campo Marzio tras un recorrido mayoritariamente subterráneo de más de 20 kilómetros. Partiendo de una zona al sureste de Roma, entraba en la ciudad por el norte, tras realizar un amplio arco. Seguía la vía Collatina hasta Portonaccio, donde cruzaba la vía Tiburtina. El acueducto cruzaba el Fosso della Marranella sobre arcos en su confluencia con el Aniene. Aquí es visible una gran sección elevada, de 320 metros de longitud, construida en celosía de toba. A continuación, el Aqua Virgo se dirigió hacia la Nomentana y la Salaria, luego, doblando hacia el sur, atravesó las zonas de Villa Ada y Parioli, pasando por debajo del ninfeo de Villa Giulia, y entró en la ciudad cerca del Muro Torto.

Una piscina limaria (tanque de decantaci√≥n) se encontraba cerca de las laderas del Pincio, donde el antiguo conducto es accesible por una pintoresca escalera de caracol construida durante el Renacimiento. En la Via Due Macelli el camino se abri√≥ y continu√≥ en arcos. En el interior de la “Rinascente”, en la v√≠a del Tritone y cerca de la v√≠a del Nazareno, se pueden ver restos impresionantes. Aqu√≠ se conservan, parcialmente enterrados, tres arcos de bloques de travertino r√ļstico a ambos lados de un arco mayor. Sobre este √ļltimo, identificado como el arco construido por Claudio para celebrar su victoria sobre los germanos, se encuentra la inscripci√≥n que conmemora la restauraci√≥n del Acueducto de la Virgen realizada en el a√Īo 46 d.C. por el mismo emperador. Dice as√≠: Ti(berius) Claudius Drusi f(ilius) Caesar Augustus Germanicus / pontifex maxim(us) trib(unicia) potest(ate) V imp(erator) XI p(ater) p(atriae) co(n) s(ul)desig(natus) IIII / arcus ductus aquae Virginis disturbatos per C( aium) Caesarem / a fundamentis novos fecit ac restituit (Tiberio Claudio, hijo de Druso, C√©sar Augusto Germ√°nico, pontifex maximus, investido por quinta vez con el poder de tribunicia, aclamado emperador por und√©cima vez, padre de la patria, c√≥nsul nombrado por cuarta vez, reconstruy√≥ y restaur√≥ desde los cimientos los arcos del acueducto del agua de la Virgen, da√Īados por Cayo C√©sar (Cal√≠gula)). El incidente ha sido relacionado por algunos con la construcci√≥n de un anfiteatro en el Campus Martius promovido por Cal√≠gula y que nunca lleg√≥ a completarse.

Bajo el palacio Sciarra, cerca de la Via del Corso, se pueden ver otros dos arcos de travertino, la antigua Via Lata, que el Aqua Virgo atravesaba con un gran arco, transformado por Claudio en arco de triunfo para celebrar la conquista de Britania. Tras pasar por la plaza de S. Ignacio, el conducto llegaba a la v√≠a del Seminario, donde probablemente se encontraba el castellum terminal, como escribi√≥ Frontino en su tratado sobre acueductos, frente a la fachada de la Saepta, el gran edificio p√ļblico situado cerca del Pante√≥n y de las adyacentes Termas de Agripa.

La historia del agua de Virgo

Marco Vipsanio Agripa, yerno del emperador Augusto, construy√≥ el acueducto de Virgo en el a√Īo 19 a.C., tomando los manantiales del r√≠o Aniene para abastecer sus ba√Īos en Campo Marzio. Casiodoro nos dice que “el aqua Virgo fluye con deliciosa pureza porque mientras las otras aguas son invadidas por materia fangosa durante las fuertes lluvias, el flujo del Virgo es siempre tan claro como bajo un cielo sin nubes”.

Saltando a través de siglos de historia tenemos que remontarnos hasta 1731, cuando el Papa Clemente XII convocó un importante concurso para la construcción de una gran exposición de agua, punto final del acueducto de Virgo. El concurso lo ganó Nicola Salvi.

La construcción de la fuente comenzó en 1732 y tardó mucho tiempo en ser completada por Giuseppe Pannini. Finalmente, en la tarde del 22 de mayo de 1762, bajo el pontificado del Papa Clemente XIII, se inauguró la fuente. Varios artistas contribuyeron a la maravillosa grandeza y majestuosidad de la obra, creando las estatuas, las rocas y el complejo escultórico central. Sin embargo, tras su fachada se esconde un complejo sistema hidráulico.

Descubrir los secretos de la Fontana di Trevi

En esta visita se podrá acceder de forma excepcional al castillo hidráulico del Acueducto de la Virgen, un lugar desconocido y generalmente inaccesible de importancia histórica y logística, fundamental para el funcionamiento y movimiento de toda la masa de agua que vemos fluir cada vez que pasamos por delante de la Fontana di Trevi.

Los acueductos romanos se constru√≠an seg√ļn normas codificadas que especificaban la funci√≥n de las cuencas de recogida y sedimentaci√≥n. Hoy en d√≠a, la disponibilidad de tuber√≠as presurizadas ofrece a los fontaneros soluciones que al principio s√≥lo eran posibles con tuber√≠as de plomo en dimensiones t√©rmicas.

Cómo llegar a la Fontana di Trevi

Cómo llegar a la Fontana di Trevi en coche

  • Desde el norte: tome la autopista A1 y salga en Roma Nord, luego contin√ļe por el Grande Raccordo Anulare y salga en Settebagni. Desde all√≠, continuar en direcci√≥n a Via Salaria, luego hacia el centro y Porta Pinciana hasta la Piazza Barberini; tomar Via delle Quattro Fontane y seguir las indicaciones para Fontana di Trevi.
  • Desde el este: desde la autopista A1, tome la salida Tangenziale Est y tome Via Tiburtina. Siga las indicaciones hacia la estaci√≥n Termini y desde los Foros Imperiales, llegando a la Plaza Venecia. Desde aqu√≠, contin√ļa hacia la Fontana de Trevi.
  • Desde el sur: en la autopista A1, tomar la autopista Grande Raccordo Anulare hasta la salida 23 Appia. En San Giovanni, siga las indicaciones para el Coliseo, luego los Foros Imperiales y la Plaza de Venecia. Contin√ļe hasta la Fontana de Trevi.

Cómo llegar a la Fontana di Trevi en tren

Una vez que llegue a la estación Termini, se puede llegar a la Fontana de Trevi en taxi o l con el metro (línea A, dirección Battistini), baje en la Piazza Barberini, a sólo 5 minutos a pie de la Fontana de Trevi.

Cómo llegar a la Fontana di Trevi en avión

Desde el aeropuerto Leonardo da Vinci de Fiumicino, tome la autopista hasta la salida de Via Cristoforo Colombo. Luego sigue las indicaciones para el centro de la ciudad y San Giovanni, el Coliseo, luego el Foro Imperial y la Piazza Venezia. Desde aquí se llega a la Fontana de Trevi, el hotel está a sólo 100 metros, en Via Poli.

Alternativamente, puede tomar uno de los taxis que est√°n a las afueras del aeropuerto o el autob√ļs de Terravision o el tren Leonardo Express a la estaci√≥n de Termini.

C√≥mo llegar a la Fontana di Trevi en transporte p√ļblico

En transporte p√ļblico desde la estaci√≥n de Termini: Camine 200 metros hasta la parada de DE NICOLA/TERMINI. Tome la l√≠nea 85 (ROCCA DI PAPA/COLLEPARDO) para 6 paradas. El autob√ļs 85 pasa cada 7 minutos. B√°jate en la parada de SAN CLAUDIO. Contin√ļe a pie durante 50 metros hasta llegar a la Via del Tritone.

La Fontana de Trevi est√° situada en la plaza de Trevi (Piazza di Trevi), a poca distancia de la Plaza de Espa√Īa y de la Piazza Navona.   

Detalles

Ir a:

Otras Visitas que pueden interesarte

Localiza LA FONTANA DI TREVI en el mapa