PALACIO BISCARI

Via Museo Biscari, 10, catania

palacio biscari catania
Ir a:

Bienvenido al Palacio Biscari de Catania

El Palacio Biscari es el palacio m√°s importante de la ciudad, de hecho, representa el ejemplo m√°s bello del barroco catal√°n.

Despu√©s del terremoto que en 1693 que destruy√≥ casi por completo la ciudad, fue reconstruido alrededor de 1700 por Ignazio Patern√≤ Castello III, quinto pr√≠ncipe de Biscari, que obtuvo del teniente general Giuseppe Lanza, duque de Camastra, arquitecto de la reconstrucci√≥n de Catania, un permiso para construir un nuevo palacio en el terrapl√©n de los muros de Carlo del siglo XVI. V.

A principios del siglo XVIII, el edificio tenía forma trapezoidal y se accedía a él a través de un gran portal a través de Museo Biscari, que conducía al patio central, adornado con una gran escalera de pinza.

En el interior, se encuentra la sala de fiestas ‚Äúestilo rococ√≥‚ÄĚ con una compleja decoraci√≥n hecha de espejos de estuco y frescos pintados por Matteo Desiderato y Sebastiano Lo Monaco.

La c√ļpula central se utiliz√≥ como c√°mara para la orquesta, y est√° cubierta por un fresco que representa la gloria de la familia Patern√≤ Castello di Biscari.

Posteriormente, se accede a la c√ļpula a trav√©s de una escalera decorada con estuco (que el pr√≠ncipe Ignacio llam√≥ ‚Äúcopo de nubes‚ÄĚ) dentro de la gran galer√≠a con vistas al puerto deportivo.

Entre las otras habitaciones, tenemos la ‚Äúdei Feudi‚ÄĚ, con grandes lienzos en las paredes que representan las numerosas disputas de los Biscari; los ‚Äúapartamentos de la princesa‚ÄĚ, construidos por Ignazio V para su esposa, Anna Morso y Bonanno de los pr√≠ncipes de Poggioreale, la ‚Äúgaler√≠a de p√°jaros‚ÄĚ y la ‚Äúsala Don Quijote‚ÄĚ.

De gran importancia es el Museo, donde la gran colección arqueológica (hoy en parte en el Museo Cívico del Castillo Ursino) fue una vez recogida por Ignacio V, un gran erudito, arqueólogo y amante de las artes en general.

Los muebles interiores son de estilo rococó: decoraciones, muebles refinados, candelabros de cristal, son los detalles presentes en las diferentes habitaciones, que le dan un toque de refinamiento a la atmósfera

Tiene vistas al puerto y al famoso Archi della Marina donde, hasta la década de 1920, el mar penetró y luego lamió las empinadas murallas. Durante la Segunda Guerra Mundial, los británicos que ocuparon la ciudad querían convertirla en un puesto de defensa, pero una vez que ingresaron a los pasillos, los oficiales, al darse cuenta del valor histórico y arquitectónico del edificio, lo usaron para quedarse allí.

Hoy, además de ser el hogar de la familia Biscari, alberga eventos culturales y prestigiosos y, previa reserva, es posible hacer una visita, animada por las historias de las historias del palacio y los recuerdos familiares, por el mismo descendiente de los príncipes.

Si hay un lugar que evoca el lujo y la opulencia del pasado y las imágenes de una aristocracia que hace pensar en las escenas descritas por Giuseppe Tomasi di Lampedusa en Il Gattopardo, ese lugar es el Palazzo Biscari, que llama la atención por su refinada elegancia.

Incluso si una parte se utiliza como oficinas municipales, puede visitar el resto del edificio haciendo acuerdos privados con sus propietarios, la familia Paternò Castello.

Johann Wolfgang Goethe, uno de los visitantes más prestigiosos de este palacio privado, se enamoró de él durante su viaje a Italia.

“Fuimos presentados por el Pr√≠ncipe que nos mostr√≥ su colecci√≥n de monedas por un acto especial de deferencia‚Ķ Despu√©s de dedicar un cierto tiempo a este examen, siempre demasiado poco, sin embargo, est√°bamos a punto de despedirnos, cuando quiso presentarnos a su madre, en cuyo apartamento hab√≠a otros objetos de arte m√°s peque√Īos en exhibici√≥n‚Ķ”.

Catania, 3 de marzo de 1787 J. W. Goethe – Viaje a Italia

Historia de Palacio Biscari

El palacio del Patern√≤ Castello, Pr√≠ncipes de Biscari es, junto con el Monasterio Benedictino de San Nicol√≤ l’Arena, el edificio m√°s importante y famoso de la arquitectura del siglo XVIII en Catania.

Se encuentra en un tramo de las murallas de la ciudad del siglo XVI, en el que, inmediatamente despu√©s del terremoto de 1693, Ignazio Patern√≤ Castello III Pr√≠ncipe de Biscari (1699 m.), obtuvo el permiso para levantar el palacio del Teniente General Giuseppe Lanza Duque de Camastra, creador de la reconstrucci√≥n de Catania, enviado por el Rey de Espa√Īa Carlos II de Habsburgo.

Su hijo Vincenzo (1685-1749) IV Príncipe, continuó la obra y su sobrino Ignazio V (1714-1786) la completó, dedicando extensiones locales a la constitución de un museo arqueológico, numismático, naturalista y abierto a todos los estudiosos.

El palacio perteneció en su totalidad a los Príncipes de Bizkaia hasta mediados del siglo XIX, después, a través de varias sucesiones, pasó a ser propiedad del Moncada Paternò Castello, una rama de la familia Paternò Castello.

Desde 1971 el palacio ha acogido exposiciones y conciertos. Ha visto el debut de Las guarder√≠as del Sur, los conciertos de los Amigos de la M√ļsica (con Nikita Magaloff), la visita de la Reina Madre de Inglaterra (en la foto).

Palazzo Biscari es miembro de la red europea “Le Dimore del Quartetto”, que promueve j√≥venes cuartetos de cuerda y residencias hist√≥ricas en una econom√≠a circular.

El palacio sigue estando habitado en gran parte por los descendientes de la familia y sus salones principales se utilizan a menudo para eventos sociales y culturales de prestigio.
Una gran parte de las colecciones recogidas en el museo del Príncipe de Bizkaia han sido donadas al municipio y transferidas al Museo Cívico de Castello Ursino.

PALACIO BISCARI ALLA MARINA

El prospecto de la Via Museo Biscari no tiene ning√ļn relieve, con la excepci√≥n del portal, el m√°s grande de Catania por su tama√Īo y riqueza, “arreglado” a principios del ‘700 y que lleva el asta de la bandera de Vicente IV Pr√≠ncipe.

El amplio patio, ya rico en árboles, parterres, pérgolas, ahora desgraciadamente desnudo, termina con una importante escalera que conduce a un gran salón que alberga numerosas pinturas con los feudos de la casa de Biscari.

Desde allí se pasa a la Sala Verde, llena de pinturas y sobre las puertas, con un hermoso suelo de terracota con incrustaciones de piedra blanca de Siracusa.

La siguiente habitación roja alberga grandes retratos de los eminentes personajes de Casa Biscari.

La sala conduce a la gran sala llamada “dell’Orchestra”, un gran y hermoso ejemplo de rococ√≥ con influencias del gusto napolitano. Est√° cubierto con grandes puertas con vistas a la capital, N√°poles, y sus alrededores.

Los frescos del techo celebran la gloria de la casa vizca√≠na y, algo de gran y singular relieve, la b√≥veda de la sala se abre en su c√ļspide con un gran balc√≥n que ocupa su contorno ovalado; est√° limitada por una barandilla y bajo la c√ļpula que concluye la sala los m√ļsicos tomaron asiento, apenas visibles para los de abajo.

Muy interesante es una peque√Īa suite, el cuarto privado de los propietarios de la casa, que alberga una habitaci√≥n revestida con un revestimiento de madera de rosas y un suelo “a commesso” (es decir, a grandes rasgos, mosaico), obtenido por ensamblaje con gusto de fragmentos de m√°rmol romano.

LA VISITA del PALACIO BISCARI

La visita se centra en los muchos detalles que acabamos de mencionar y cuenta la historia de los principales personajes que vivieron en el Palacio.

Quienes visiten este palacio deben pensar no sólo o no tanto en las cosas bellas que se encuentran aquí y que lo hacen el más notable de Catania, sino en el hecho de que la historia ha pasado en estas salas.

Si Goethe es quiz√°s el m√°s famoso, ya cincuenta a√Īos antes que √©l eminentes figuras de toda Europa, de Dinamarca, Rusia, Alemania, Polonia, Espa√Īa, Francia, Inglaterra ‚Ķ. y por supuesto de todos los Estados italianos Reino de Cerde√Īa, Gran Ducado de Toscana, Estado de la Iglesia ‚Ķ

Todos los viajeros guardaron un recuerdo agradecido de sus anfitriones.

Estos √ļltimos, por su parte, ten√≠an la certeza de su rango y estaban sinceramente apegados a su ciudad, sus feudos y su pueblo (al que ayudaban en tiempos de hambruna).

Para todos, pensamos, la civilizaci√≥n europea de aquellos a√Īos era cercana y los uni√≥, al menos por la cultura, el car√°cter, las intenciones comunes, m√°s de lo que es hoy en d√≠a para aquellos que tomaron su lugar.

Visita su Website

Detalles

Precio:

| Horario: la disponibilidad de la visita se comunica diariamente a la Oficina de Turismo.

Ir a:

Otras Visitas que pueden interesarte

Localiza PALACIO BISCARI en el mapa