BAS√ćLICA DE SAN MARCOS

BAS√ćLICA DE SAN MARCOS

Piazza San Marco 328, San Marco 30124 Venezia

‚ā¨
Basilica
Italiano
Euro
Catedral basilica de san marcos en venecia
Ir a:

Bienvenido a la Basilica de San Marco en Venecia. La leyenda¬†en Venecia dice, de hecho, que la¬†necesidad¬†de erigir un¬†templo¬†surgi√≥ despues del¬†robo¬†de las¬†reliquias¬†del¬†santo de Alejandr√≠a¬†en Egipto a manos de¬†dos comerciantes venecianos. La¬†construcci√≥n¬†de la bas√≠lica, que en¬†principio¬†iba a ser una¬†prolongaci√≥n del Palacio Ducal, comenz√≥ en el¬†a√Īo 828¬†para albergar el cuerpo de¬†San Marcos tra√≠do desde Alejandr√≠a.

Aunque la¬†obra actual¬†pertenece b√°sicamente al¬†siglo XI, ha sufrido diferentes alteraciones y modificaciones con el paso del tiempo. La bas√≠lica actual, de¬†planta de cruz latina¬†y¬†cinco c√ļpulas, se convirti√≥ en la¬†catedral¬†de Venecia en¬†1807. Cuenta con m√°s de¬†4.000¬†metros¬†cuadrados de¬†mosaicos, algunos del¬†siglo XIII, y¬†500 columnas del siglo III.

La Basilica Catedral de San Marcos se encuentra en la impresionante Plaza de San Marcos de Venecia. Te recomiendo que al menos reservas dos horas para ver la Basilica aunque si eres de los que le gusta fijarse en los detalles podría tomarte entre 3 y 4 horas.

Historia de la Basilica de San Marcos en Venecia

Con una profusi√≥n de c√ļpulas y m√°s de 8000 metros cuadrados de luminosos mosaicos, la catedral de Venecia es inolvidable. Se fund√≥ en el siglo IX para albergar el cad√°ver de San Marcos despu√©s de que unos astutos mercaderes venecianos lo sacaran de Egipto en un barril de grasa de cerdo.

Cuando el edificio original se quem√≥ en el a√Īo 932, Venecia reconstruy√≥ la bas√≠lica a su propia imagen cosmopolita, con c√ļpulas bizantinas, un dise√Īo de cruz griega y paredes revestidas de m√°rmol de Siria, Egipto y Palestina. Incre√≠blemente, esta suntuosa iglesia era la capilla privada del dux.

S√≥lo se convirti√≥ oficialmente en la catedral de San Marcos de Venecia en 1807, tras la desaparici√≥n de la Rep√ļblica, sustituyendo a la considerablemente menos grandiosa Bas√≠lica de San Pedro de Castello.

La construcción Basílica de San Marcos.

La primera iglesia dedicada a San Marcos, encargada por Justiniano Partecipazio, se construy√≥ junto al Palacio Ducal en el a√Īo 828 para albergar las reliquias de San Marcos robadas, seg√ļn la tradici√≥n, en Alejandr√≠a por dos mercaderes venecianos: Bon da Malamocco y Rustico da Torcello. Esta iglesia sustituy√≥ a la anterior capilla palatina dedicada al santo bizantino Teodoro (cuyo nombre era pronunciado por los venecianos como T√≤daro), construida en la actual Piazzetta dei Leoncini, al norte de la Bas√≠lica de San Marcos. El primer campanario de San Marcos tambi√©n data del siglo IX.

San Marcos y el León en la parte superior del frontón

La iglesia original de San Marcos fue sustituida poco despu√©s por una nueva, construida en 832 en el emplazamiento actual, pero se quem√≥ durante una revuelta en 976 y fue reconstruida en 978 por Pietro I Orseolo. La bas√≠lica actual se remonta a otra reconstrucci√≥n (iniciada por el dux Domenico Contarini en 1063 y continuada por Domenico Selvo y Vitale Falier) que sigui√≥ con bastante fidelidad las dimensiones y la disposici√≥n del edificio anterior. En particular, la forma arquitect√≥nica general es muy similar a la de la antigua bas√≠lica de los Santos Ap√≥stoles de Constantinopla (destruida pocos a√Īos despu√©s de la conquista otomana), la segunda iglesia m√°s importante de la ciudad y mausoleo imperial. La nueva consagraci√≥n tuvo lugar en 1094; la leyenda cuenta que ese mismo a√Īo se encontr√≥ milagrosamente el cuerpo de San Marcos en un pilar de la bas√≠lica, tras haber sido escondido durante las obras en un lugar olvidado. En 1231 un incendio devast√≥ la bas√≠lica de San Marcos, que fue inmediatamente restaurada.

San Marcos y el León en la parte superior del frontón
Petar Milosevic¬†–¬†Opera propria

La decoración de la Basílica de San Marcos

La decoración de mosaico dorado del interior de la basílica ya estaba casi completa a finales del siglo XII. En la primera mitad del siglo XIII se construyó un vestíbulo (el nártex, a menudo llamado atrio) alrededor de todo el brazo occidental, creando las condiciones para la construcción de una fachada (antes el exterior era de ladrillo visto, como en la basílica de Murano).

Las √ļltimas intervenciones en la Bas√≠lica de San Marcos

En el a√Īo 1200, en el marco de las obras que transformaban el aspecto de la plaza, se levantaron las c√ļpulas con t√©cnicas de construcci√≥n bizantinas y fatim√≠es: son construcciones de madera cubiertas con planchas de plomo sobre las c√ļpulas originales, m√°s antiguas, en las que se desarrolla el revestimiento de mosaico que se puede admirar en el interior de la iglesia. No fue hasta el siglo XV, con la decoraci√≥n de la parte superior de las fachadas, cuando se defini√≥ el aspecto exterior actual de la bas√≠lica; a pesar de ello, constituye un conjunto unificado y coherente de las distintas experiencias art√≠sticas a las que ha sido sometida a lo largo de los siglos.

Finalmente, se construyeron el baptisterio y la capilla de San Isidro de Quíos (siglo XIV), la sacristía (siglo XV) y la capilla Zen (siglo XVI). En 1617, con la adición de dos altares en el interior, se completó la basílica.

Cifras clavede la Basílica de San Marcos

Como iglesia estatal, la basílica era gobernada por el dux y no dependía del patriarca, que tenía su cátedra en la iglesia de San Pedro. El propio dux nombró un clero ducal dirigido por el primicerius.

La administraci√≥n de la bas√≠lica fue confiada a una importante magistratura de la Rep√ļblica de Venecia, los Procuradores de San Marcos, cuya sede era la Procuratie. Todas las obras de construcci√≥n y restauraci√≥n fueron dirigidas por el proto: grandes arquitectos como Jacopo Sansovino y Baldassare Longhena ocuparon este puesto. Los procuradores de San Marcos y Proto siguen existiendo hoy en d√≠a y realizan las mismas tareas para el Patriarcado que en el pasado.

Con la ca√≠da de la Rep√ļblica, el traslado de la catedral de San Pietro di Castello a San Marcos tambi√©n tuvo lugar en esos mismos a√Īos. De hecho, el traslado de la c√°tedra a la bas√≠lica de San Marcos ya se hab√≠a decidido en 1807, en plena √©poca napole√≥nica, cuando tambi√©n se hab√≠a decretado la supresi√≥n del primiceriato de San Marcos, la unificaci√≥n forzosa de los dos cap√≠tulos y el alojamiento temporal del Patriarca en la parroquia m√°s c√©ntrica de San Mauricio (para superar los inconvenientes de una ubicaci√≥n tan perif√©rica de la curia patriarcal, ya se hab√≠a creado una canciller√≠a filial en la iglesia de San Bartolom√©). Sin embargo, s√≥lo en 1821, P√≠o VII, con la bula Ecclesias quae, puso remedio a la situaci√≥n provisional, confirmando el traslado de la sede desde el punto de vista can√≥nico.

El actual Capítulo de canónigos de la Basílica Patriarcal de San Marcos Evangelista, en su configuración actual, fue establecido por la citada bula. Además de los canónigos residenciales, son canónigos honorarios durante el munere los arciprestes de San Pietro in Castello, Gambarare, Jesolo, Caorle, Eraclea, Malamocco, Grado en la archidiócesis de Gorizia y el delegado-rector de Torcello. Los canónigos residenciales y honorarios de la Basílica de San Marcos son protonotari apostolici durante munere.

Conservaciónde la Basílica de San Marcos

Las obras de restauración de la Basílica que tuvieron lugar a finales del siglo XIX (1865-1875) crearon un verdadero debate cultural sobre el estado de conservación de las obras que contenía y sobre la pérdida de grandes porciones de mosaico en el interior de la Capilla Zen y del Baptisterio.

As√≠, entre 1881 y 1893 Ferdinando Ongania, uno de los m√°s famosos editores venecianos, se dedic√≥ a la creaci√≥n de una obra titulada La Basilica di San Marco in Venezia (La Bas√≠lica de San Marcos en Venecia), que pretend√≠a registrar y conservar la belleza de todos los elementos decorativos que hacen √ļnica a la Bas√≠lica, para que cualquier trabajo de restauraci√≥n futuro se comparara con la situaci√≥n documentada en su obra.

El exteriorde la Basílica de San Marcos

Desde el exterior, dividido en tres registros diferentes -planta baja, terraza, c√ļpulas- predomina la anchura, ya que en una ciudad como Venecia, que se asienta sobre un suelo arenoso, los edificios tend√≠an a construirse en anchura, con un peso m√°s equilibrado.

De hecho, mide 76,5 metros de largo y 62,60 de ancho (en el crucero), mientras que la c√ļpula central tiene 43 metros de altura (28,15 en el interior). La fachada tiene dos √≥rdenes, uno en la planta baja que est√° salpicado por cinco grandes portales abocinados que conducen al atrio interior. La central est√° decorada de forma monumental. El segundo orden forma una terraza transitable y tiene cuatro arcadas ciegas m√°s una central en la que se abre una logia para albergar la cuadriga.

cupulas de la catedral de san marco de venecia
Cupulas de la Catedral de San Marco en Venecia

La fachadade la Basílica de San Marcos

La fachada de m√°rmol de San Marcos data del siglo XIII se ondula y cresta como una ola, con sus cinco portales en forma de nicho rematados con brillantes mosaicos y espumosos arcos de piedra. Est√° especialmente resplandeciente justo antes de la puesta de sol, cuando los √ļltimos rayos del sol hacen brillar los mosaicos dorados. Se insertaron mosaicos, bajorrelieves y una gran cantidad de material de desecho heterog√©neo. Esto le dio su caracter√≠stica policrom√≠a, combinada con complejos efectos de claroscuro debido a las aberturas multiformes y al juego de vol√ļmenes. El mosaico m√°s antiguo de la fachada, que data de 1270, se encuentra en la luneta sobre el portal del extremo izquierdo, y representa el cuerpo robado de San Marcos llegando a la bas√≠lica.

El tema se repite en tres de los otros lunetos, incluidos los mosaicos de 1660 sobre el segundo portal de la derecha, que muestran a funcionarios con turbante retrocediendo ante la cesta de grasa de cerdo que contiene el santo cad√°ver. Las grandes entradas se realizan a trav√©s del portal central, bajo un ornamentado arco triple con columnas de p√≥rfido p√ļrpura egipcio e intrincados relieves de piedra de los siglos XIII a XIV.

El parpadeo es natural al ver por primera vez los relucientes mosaicos del techo de la basílica, muchos de ellos realizados con pan de oro de 24 quilates fundido en el reverso del vidrio para representar la luz divina.

De los mosaicos de la fachada, el √ļnico que queda de los originales del siglo XIII se encuentra sobre el primer portal de la izquierda, el de San Alipio, que representa la entrada del cuerpo de San Marcos en la bas√≠lica tal y como era entonces. Los dem√°s, que estaban da√Īados, se rehicieron entre los siglos XVII y XIX, manteniendo los temas originales. A excepci√≥n del mosaico sobre el portal central, el tema principal es el cuerpo del santo, desde su descubrimiento en Alejandr√≠a por dos mercaderes venecianos en el a√Īo 829, hasta la llegada de los restos sagrados a la ciudad y la posterior deposici√≥n.

Las puertas de bronce datan de diferentes épocas: al sur, la Puerta de San Clemente es bizantina y data del siglo XI; la central, de producción incierta, data del siglo XII; las puertas secundarias son posteriores y están decoradas en un estilo anticuado. En la fachada lateral orientada al sur se encontraba la Porta da Mar, la entrada cercana al Palacio Ducal y al muelle, desde donde se entraba en Venecia.

Las dos puertas de entrada de los extremos se hicieron con tímpanos de arco inflexionado, de inspiración árabe, quizá también con la intención de recordar Alejandría, en Egipto, donde tuvo lugar el martirio de San Marcos. El orfebre y fundidor de bronce veneciano Bertuccio trabajó en las puertas de entrada.

Traslado del cuerpo de San Marcos, siglo XIII, portal de San Alipio.
El luneto del portal central est√° decorado a la manera t√≠pica del rom√°nico occidental con un Juicio Final, enmarcado por tres arcos esculpidos de diferentes tama√Īos, que muestran una serie de Profetas, Virtudes sagradas y civiles, Alegor√≠as de los meses, Oficios y otras escenas simb√≥licas con animales y querubines (ca. 1215-1245). Estos relieves mezclan influencias orientales y rom√°nicas lombardas (como las obras de Wiligelmo), pero fueron realizados por artesanos locales.

Desde los arcos de inflexi√≥n del orden superior, decorados en estilo g√≥tico flam√≠gero, las estatuas de las Virtudes cardinales y teologales, cuatro santos guerreros y San Marcos vigilan la ciudad. En el arco de la ventana central, debajo de San Marcos, el le√≥n alado muestra el libro con las palabras “Pax tibi Marce Evangelista meus”.

fachada de la basilica de san marco en venecia
Fachada de la Basilica de San Marco en Venecia

La cuadriga

Entre las obras de arte de Constantinopla, lo más destacado es la Cuadriga de San Marcos (también conocida como la Cuadriga Triunfal), un grupo de cuatro caballos de bronce saqueados de Constantinopla y posteriormente llevados a París por Napoleón antes de ser devueltos a la basílica. Los originales se conservan ahora en el interior, pero una puerta conduce al lugar donde se colocaron originalmente en la Loggia dei Cavalli, donde reproducciones de los caballos galopan desde el balcón sobre la plaza de San Marcos.

De los muchos carros que adornaban los arcos de triunfo en la antig√ľedad, √©ste es el √ļnico que queda en el mundo. Tras un largo proceso de restauraci√≥n que comenz√≥ en 1977, los caballos de San Marcos se conservan en el Museo de San Marcos, dentro de la bas√≠lica, sustituidos en el balc√≥n por copias.

cautro caballos de la basilica de san marco en venecia
Cuatro caballos de la Basilica de San Marco en Venecia

Los pilares de Acritan

Desde la plaza de San Marcos, en direcci√≥n al portal del Palacio Ducal, se ven a la izquierda dos altos pilares cuadrangulares llamados “acritani”, ricamente decorados, no lejos de la fachada sur de la bas√≠lica. Flanquean el camino de acceso al Baptisterio y probablemente fueron colocados all√≠ hacia mediados del siglo XIII. Los pilares tambi√©n son claramente visibles desde la orilla, como monumentos triunfales a las victorias de la Rep√ļblica de Venecia en las guerras de Oriente (tra√≠das desde Oriente como bot√≠n de guerra). Su dislocaci√≥n en el panorama de la Piazzetta, que parece no tener una funci√≥n precisa, deriva de la sobreabundancia real de objetos valiosos acumulados por los venecianos durante las diversas guerras en las que se vio envuelta a lo largo de los siglos, quienes, reconociendo su valor pero no teniendo m√°s espacios vac√≠os en el interior o en la fachada de la bas√≠lica, decidieron colocarlos donde hoy pueden ser admirados.

Se dice que el nombre deriva de la leyenda, conocida siglos despu√©s de su llegada a Venecia, de que los dos pilares fueron llevados a Venecia, junto con la Piedra de Bando, tras la ca√≠da de Acre en 1258. Sin embargo, un nuevo estudio de las fuentes de la √©poca cercana a la ca√≠da de Acre muestra que ni los pilares ni la piedra de Bando se mencionan nunca. En cambio, las referencias a los Pilares tras la conquista de Acre s√≥lo se encuentran en obras hist√≥ricas muy tard√≠as de los siglos XVI y XVII, es decir, muy posteriores a los hechos. Esto, hasta hace unos a√Īos, daba lugar a una gran duda y perplejidad sobre el origen de los pilares, ya que incluso el estudio de los dos pilares no encontr√≥ elementos significativos que permitieran identificar un lugar de origen.

En 1960, durante la construcci√≥n a gran escala de nuevas arterias urbanas en el distrito de Sarachane de Estambul, salieron a la luz grandes bloques de m√°rmol que formaban las coronas de los nichos, junto con fragmentos de una inscripci√≥n monumental que recorr√≠a una b√≥veda alrededor de los arcos de los nichos. Esto llev√≥ a reconocer en esa inscripci√≥n partes de un epigrama dedicatorio a la iglesia de San Poliecto. A partir de estas excavaciones, en la primera campa√Īa arqueol√≥gica se encontr√≥ un gran capitel de pilar, que en forma, tama√Īo y gran parte de la decoraci√≥n se correspond√≠a con los de los pilares acritanos de Venecia. Finamente trabajados, presentan motivos sas√°nidas como palmetas aladas, pavos reales, uvas, ejecutados con una clara distribuci√≥n y una precisi√≥n magistral; representan una de las primeras pruebas de la introducci√≥n de decoraciones orientales en la escena art√≠stica occidental.

Cerca de la esquina hacia la plaza se encuentra la Piedra de la Prohibici√≥n, un tronco de p√≥rfido procedente de Siria, desde el que el comandante de la Rep√ļblica le√≠a las leyes y los anuncios a los ciudadanos. La piedra se desprendi√≥ de los escombros del campanario en 1902.

Los tetrarcas

Los siglos siguientes vieron cómo la basílica se enriquecía continuamente con columnas, frisos, mármol, esculturas y oro traídos a Venecia en los barcos de los mercaderes que llegaban de Oriente. A menudo, este material estaba desnudo, es decir, tomado de edificios antiguos demolidos. En particular, el botín del saqueo de Constantinopla durante la Cuarta Cruzada (1204) enriqueció el tesoro de la basílica y proporcionó un mobiliario de gran prestigio.

Los Tetrarcas es una de estas obras de finales del siglo III tra√≠das deConstantinopla, en un bloque de p√≥rfido rojo de unos 130 cm de altura, las figuras de los “tetrarcas”, es decir, los dos C√©sares y los dos Augustos (un C√©sar y un Augusto por cada una de las partes en que dividi√≥ el Imperio Romano el emperador Diocleciano con su reforma). Los historiadores del arte siguen debatiendo a cu√°l de las dos tetrarqu√≠as se refiere la escultura.

I tetrarchi (dal greco "quattro regnanti") furono i quattro co-regnanti che governarono l'impero romano durante la riforma di Diocleziano. Qui sono ritratti mentre si abbracciano, in segno di concordia e armonia, in una scultura in porfido del IV secolo d.C., di provenienza orientale, oggi a Venezia sull'angolo di San Marco, accanto alla "Porta della Carta".
Di Nino Barbieri (discussione · contributi) РOpera propria, Pubblico dominio

Una leyenda popular cuenta que la escultura es de cuatro ladrones que fueron sorprendidos por el Santo de la basílica robando su tesoro y fueron petrificados por él y luego emparedados junto a la Puerta de la Carta por los venecianos, en la esquina del Tesoro.

El N√°rtex de la Basilica de San Marco de Venecia

El n√°rtex, con su luz apagada, prepara al visitante para la atm√≥sfera dorada del interior, como el Antiguo Testamento representado por los mosaicos de las c√ļpulas que preparan el Evangelio representado en la bas√≠lica. Los temas principales son el G√©nesis y episodios de la vida de No√©, Abraham, Jos√© y Mois√©s. El atrio consta de dos salas, ya que el Baptisterio y la Capilla Zen se obtuvieron cerrando el lado sur. Los mosaicos del atrio incluyen seis peque√Īas c√ļpulas: G√©nesis, Abraham, tres peque√Īas c√ļpulas de Jos√© y una peque√Īa c√ļpula de Mois√©s. Los mosaicos de las peque√Īas c√ļpulas “marcan” el tiempo de espera de la venida de Jes√ļs, siguiendo el hilo que identifica las fases de la historia de la salvaci√≥n, despu√©s de las ca√≠das de los hombres, antes de su cumplimiento en Cristo, cuya vida y misterios se celebran en los mosaicos del interior de la bas√≠lica. En la peque√Īa c√ļpula de Abraham, el protagonista es representado cuatro veces en conversaci√≥n con Dios, representado por una mano que sale de un trozo de cielo. En la c√ļpula Mois√©s es salvado por el Nilo y se convierte en el salvador de su pueblo a lo largo del desierto y a trav√©s del Mar Rojo hasta la Tierra Prometida.

En la c√ļpula del G√©nesis o de la Creaci√≥n hay veintis√©is escenas que comienzan con la creaci√≥n del cielo y la tierra. No es com√ļn la escena de la bendici√≥n del s√©ptimo d√≠a’ con Dios entronizado rodeado de los seis √°ngeles de los seis primeros d√≠as. Le siguen la creaci√≥n de Eva a partir de la costilla de Ad√°n, la tentaci√≥n de la serpiente, la expulsi√≥n del Para√≠so Terrenal y otros episodios caracter√≠sticos del Libro. Los mosaicos de las tres primeras c√ļpulas se realizaron entre 1220 y 1240. Tras una larga interrupci√≥n de los trabajos, debida al empleo de equipos de mosaicos venecianos en la iglesia de San Salvador, la obra se reabri√≥ con la decoraci√≥n de las √ļltimas c√ļpulas hacia 1260-1270.

Junto al portal que da acceso a la iglesia hay nichos con mosaicos que representan a los Theot√≥kos, los Ap√≥stoles y, en el registro inferior, los Evangelistas. Estos mosaicos forman parte de la primera campa√Īa decorativa de la iglesia, que incluye tambi√©n el mosaico con los cuatro protectores de la ciudad en el √°bside (San Pedro, San Nicol√°s, San Marcos y San Erm√°goras) y los fragmentos de la Deposici√≥n encontrados en el tetr√°pilo sureste del presbiterio, todos ellos fechados en el √ļltimo cuarto del siglo XI, √©poca del dux Domenico Selvo. Las figuras de la Theotokos y de los Ap√≥stoles parecen pertenecer a un atelier bizantino, mientras que las de los Evangelistas (tal vez ligeramente posteriores) presentan rasgos que las acercan al estilo de los artesanos venecianos. El lenguaje es similar al bizantino provincial, que tiene su m√°ximo resultado en los mosaicos de la iglesia de Ne√† Mon√¨ en Qu√≠os.

El N√°rtex de la Basilica de San Marco de Venecia
Di Joanbanjo – Opera propria, CC BY-SA 3.0

Basilica de San Marcos Interior

La planta de la bas√≠lica tiene forma de cruz latina, aunque a primera vista pueda parecer griega, con cinco c√ļpulas distribuidas en el centro y a lo largo de los ejes de la cruz y conectadas por arcos (como en la iglesia de los Santos Ap√≥stoles en tiempos de Justiniano, un modelo evidente para la bas√≠lica veneciana). Las naves, tres en cada brazo, est√°n divididas por columnatas que fluyen hacia los macizos pilares que sostienen las c√ļpulas; no est√°n hechas como un solo bloque de mamposter√≠a, sino que se articulan a su vez como el m√≥dulo principal: cuatro soportes en los v√©rtices de un cuadrado, sectores abovedados de conexi√≥n y una parte central con una peque√Īa c√ļpula.

Los muros exteriores e interiores son delgados, para aligerar el peso del edificio sobre el delicado suelo veneciano, y parecen casi diafragmas tendidos entre pilar y pilar, que sostienen la balaustrada de las galer√≠as de mujeres; no tienen ninguna funci√≥n de soporte, sino de taponamiento. Las paredes y los pilares est√°n completamente recubiertos de placas de m√°rmol policromado en el registro inferior. El suelo tiene un revestimiento de m√°rmol dise√Īado con m√≥dulos geom√©tricos y figuras de animales mediante las t√©cnicas del opus sectile y el opus tessellatum; aunque est√° continuamente restaurado, conserva algunas partes originales del siglo XII. El suelo refleja motivos de la iconograf√≠a cl√°sica, comunes en la zona del Alto Adri√°tico (ruedas, cuadrados, hex√°gonos, oct√≥gonos, marcos decorados con rombos, im√°genes de animales simb√≥licos del cristianismo medieval) con otros que reflejan influencias bizantinas (las ocho grandes losas de m√°rmol de Proconnesia en los piedroces y las otras doce de m√°rmol griego bajo la c√ļpula de la Ascensi√≥n).

Elementos de origen occidental son la cripta, que interrumpe la repetitividad de una de las cinco unidades espaciales, y la ubicación del altar, no en el centro de la estructura (como en el martyrion bizantino), sino en el presbiterio. Por eso los brazos no son idénticos, pero en el eje este-oeste tienen la nave más ancha, creando así un eje longitudinal principal que dirige la mirada hacia el altar mayor, que alberga los restos de San Marcos. Detrás del altar mayor, frente al ábside, se encuentra el Pallón de Oro, que forma parte del Tesoro de San Marcos.

El grupo de columnas historiadas que sostienen el cop√≥n sobre el altar mayor reproducen modelos paleocristianos, con citas que tambi√©n se recuerdan, aunque quiz√°s recontextualizadas o incluso malinterpretadas. Este renacimiento especialmente recreado forma parte del deseo de Venecia de volver a conectarse con la √©poca de Constantino al asumir el legado de los Imperii christiani tras conquistar Constantinopla. El presbiterio est√° separado del resto de la bas√≠lica por un iconostasio, inspirado en las iglesias bizantinas. Consta de ocho columnas de m√°rmol rojo brocatelle y est√° coronada por un alto crucifijo y estatuas de Pier Paolo y Jacobello dalle Masegne, una obra maestra de la escultura g√≥tica (finales del siglo XIV). El presbiterio conduce a la sacrist√≠a y a una peque√Īa iglesia del siglo XV dedicada a San Teodoro por Giorgio Spavento, que alberga una Adoraci√≥n del Ni√Īo de Giambattista Tiepolo. Tambi√©n destacan los pilares cercanos al portal, en los que Sebastiano da Milano tall√≥ motivos vegetales.

Crucero de la derecha

Al principio del transepto derecho, conectado con el Palacio Ducal, se encuentra el ambón de las reliquias, desde donde el recién elegido dux se mostró a los venecianos. En la nave izquierda se encuentra la capilla de San Clemente y el altar del Sacramento. Aquí está el pilar en el que se encontró el cuerpo de San Marcos en 1094, como se cuenta en los interesantes mosaicos de la nave derecha (desde donde se accede a las salas del Tesoro de San Marcos). En los mosaicos del descubrimiento del cuerpo del santo (siglo XIII), se muestra el interior de la basílica en dos escenas, con las oraciones de invocación y agradecimiento del dux, el patriarca con su clero, los nobles y el pueblo.

Crucero de la izquierda

Al principio del transepto izquierdo se encuentra el doble ambón para la lectura de las Escrituras; luego, en la nave derecha, están la capilla de San Pedro y la capilla de la Madonna Nicopeia, un icono bizantino llegado a Venecia tras la Cuarta Cruzada y objeto de devoción. En el lado norte se encuentran las entradas a la capilla de San Isidro de Quíos y a la capilla de Mascoli.

Mosaicos de laBasilica de San Marcos

En el interior del vest√≠bulo se encuentran los mosaicos m√°s antiguos de la bas√≠lica: los Ap√≥stoles con la Virgen, que llevan m√°s de 950 a√Īos vigilando la puerta principal. En el interior de la iglesia propiamente dicha, tres c√ļpulas doradas compiten por su atenci√≥n.

Las im√°genes est√°n pensadas para ser le√≠das desde el extremo del altar hasta la entrada, por lo que la primera c√ļpula que se ve es en realidad la √ļltima:

  • la c√ļpula de Pentecost√©s, con el Esp√≠ritu Santo representado por una paloma que lanza lenguas de fuego sobre las cabezas de los santos que la rodean.
  • En la c√ļpula central de la Ascensi√≥n, del siglo XIII, los √°ngeles se arremolinan en torno a la figura central de Cristo flotando entre las estrellas.
  • La C√ļpula de los Profetas se ve mejor desde detr√°s del altar mayor, que alberga el sencillo sarc√≥fago que contiene el cuerpo de San Marcos.

Los mosaicos más antiguos son los del ábside (Cristo Pantocrátor, rehecho en el siglo XVI, y figuras de santos y apóstoles) y los de la entrada (Apóstoles y Evangelistas, ya mencionados), realizados a finales del siglo XI por artistas griegos y venecianos, y que presentan similitudes con los mosaicos, por ejemplo, de la Catedral Ursiana de Rávena (1112) o con los de los Apóstoles del ábside de la Catedral de San Giusto de Trieste.

Los Ap√≥stoles con la Theotokos y los Evangelistas probablemente decoraron la entrada central de la bas√≠lica incluso antes de la construcci√≥n del n√°rtex. Los restantes mosaicos del edificio fueron a√Īadidos en la segunda gran campa√Īa decorativa de la segunda mitad del siglo XII por artistas bizantinos y venecianos.

El atrio presenta historias del Antiguo Testamento, las tres c√ļpulas del eje longitudinal apoteosis divinas y cristol√≥gicas, los arcos relacionados presentan episodios de los Evangelios, las c√ļpulas laterales historias de santos.

La c√ļpula de Pentecost√©s (la primera al oeste) fue construida a finales del siglo XII, posiblemente reproduciendo miniaturas bizantinas de un manuscrito de la corte bizantina. La c√ļpula central se conoce como c√ļpula de la Ascensi√≥n y la que est√° sobre el altar mayor como c√ļpula de Emanuel, y fueron decoradas despu√©s de la c√ļpula de Pentecost√©s.

M√°s tarde, se decor√≥ la c√ļpula del G√©nesis en el atrio (c. 1220-1240), siguiendo fielmente las ilustraciones de la Biblia del Algod√≥n (otro renacimiento cristiano temprano) Las historias de los antiguos patriarcas: No√©, Abraham, Jos√© y Mois√©s est√°n representadas en las b√≥vedas y c√ļpulas inferiores. Esta c√ļpula de G√©nesis est√° dividida geom√©tricamente en tres bandas circulares conc√©ntricas alrededor de una decoraci√≥n de escamas doradas en el centro.

La historia est√° dividida en veintis√©is escenas sobre las que corre el texto b√≠blico en lat√≠n, que comienza con las palabras: “En el principio Dios cre√≥ los cielos y la tierra. El Esp√≠ritu de Dios estaba sobre las aguas”. Le siguen sucesivamente los d√≠as de la creaci√≥n, en cada uno de los cuales est√° presente la figura de Dios creador, identificado -seg√ļn la iconograf√≠a oriental- en el joven Cristo con el halo cruzado y la cruz astrol√≥gica, el Verbo vivo del Padre, y con √©l, desde el principio, el creador del universo, como se lee al principio del Evangelio de Juan. El crucero norte, construido posteriormente, est√° decorado con una serie de escenas en las que corre el texto latino de la Biblia.

El transepto norte, construido posteriormente, tiene la c√ļpula dedicada a San Juan Evangelista e Historias de la Virgen en los arcos. En el transepto sur se encuentra la c√ļpula de San Leonardo (con otros santos) y, sobre la nave de la derecha, hechos de la Vida de San Marcos. Los artistas venecianos introdujeron cada vez m√°s elementos occidentales, derivados del arte rom√°nico y g√≥tico, en estas obras y en las contempor√°neas de la tribuna.

M√°s tard√≠os son los mosaicos de las peque√Īas c√ļpulas de Jos√© y Mois√©s, en el lado norte del atrio, probablemente de la segunda mitad del siglo XIII, donde se buscan efectos de grandiosidad con una reducci√≥n del escenario arquitect√≥nico en funci√≥n de la narraci√≥n. Otros mosaicos notables decoran el Baptisterio, la Capilla Mascoli y la Capilla de San Isidro.

Las √ļltimas decoraciones de mosaico son las de la Capilla Zen (esquina sur del atrio), donde se dice que volvi√≥ a trabajar un maestro griego de considerable habilidad.

Muchos de los mosaicos deteriorados se rehicieron posteriormente, manteniendo los temas originales. Algunos de los cartones fueron realizados por Michele Giambono, Paolo Uccello, Andrea del Castagno, Paolo Veronese, por Jacopo Tintoretto y su hijo Domenico (estos dos Robusti fueron realizados a menudo por Lorenzo Ceccato) Tiziano y Padovanino en cambio prepararon los cartones para los mosaicos de la sacristía.

Los mosaicos del siglo XII son de origen griego y son obra de artistas que, para facilitar la referencia, pueden llamarse Maestro del Emmanuel, Maestro de la Ascensi√≥n, Maestro de Pentecost√©s, flanqueados por numerosos ayudantes. El primero es responsable de la c√ļpula del Emmanuel, del hemiciclo del √°bside, de las capillas laterales con las historias de San Marcos, San Pedro y Santa Clementina y de los milagros de Cristo en los cruceros. En la segunda, los relatos de la Pasi√≥n y la Ascensi√≥n, las c√ļpulas laterales y el martirio de los Ap√≥stoles en la b√≥veda y el luneto del lado sur de los piedroces de la bas√≠lica, en la tercera, la c√ļpula de Pentecost√©s y probablemente las dos b√≥vedas occidentales, redecoradas en el Renacimiento con el Apocalipsis de Juan y el Para√≠so. Despu√©s del siglo XIII se produjo una traducci√≥n del lenguaje art√≠stico de los mosaicos del griego al lat√≠n por parte de artistas como Paolo Veneziano. Esta traducci√≥n se profundiza en el ciclo de la capilla de San Isidoro y se completa tanto con Paolo Uccello como en la capilla Mascoli, hacia mediados del siglo XV, donde se registra la presencia de Andrea del Castagno. Los mosaicos del interior, por primera vez en el siglo XIII, fueron realizados por Andrea del Castagno.

Mosaico "SANCTUS CESARIUS", Basilica di San Marco a Venezia, sottarco inferiore della galleria sud.
perrant¬†–¬†Opera propria

Los mosaicos interiores, en su mayor√≠a del siglo XII, se inspiran en los principios del arte bizantino. El n√ļcleo central, que narra la historia de la salvaci√≥n cristiana, abarca desde las profec√≠as mesi√°nicas hasta la segunda venida (parus√≠a) de Cristo juez en el fin del mundo y tiene sus puntos focales en las tres grandes c√ļpulas de la nave principal: la c√ļpula del Presbiterio, la de la Ascensi√≥n y la de Pentecost√©s. Se lee desde el presbiterio hacia la fachada, de este a oeste, siguiendo el curso del sol, que se asocia simb√≥licamente con Cristo, que es el sol perpetuo para la humanidad.

En la c√ļpula del Presbiterio encontramos a los profetas que, en torno a Mar√≠a, anuncian los textos de sus profec√≠as. Junto a Mar√≠a, en actitud orante y en posici√≥n central, Isa√≠as, se√Īalando al joven imberbe en el centro de la c√ļpula, pronuncia las palabras: “He aqu√≠ que la Virgen concebir√° y dar√° a luz un hijo, que se llamar√° Emanuel, Dios con nosotros” (7,14). (7:14); y David, progenitor del linaje real de Israel, vistiendo los suntuosos ropajes del emperador de Bizancio, proclama la realeza del ni√Īo que nacer√° de ella: “El fruto de tu vientre pondr√© en mi trono” (Salmo 132:11). El mismo tema iconogr√°fico vuelve a aparecer en las paredes de la nave: diez pinturas en mosaico, magn√≠ficas obras del siglo XIII (los pinakes), presentan a la Virgen en la pared de la derecha, y a Cristo Emmanuel en la de la izquierda, rodeados por cuatro profetas respectivamente. El cumplimiento de las profec√≠as comienza en las escenas que representan el anuncio del √°ngel a Mar√≠a y sigue con la adoraci√≥n de los Magos, la presentaci√≥n en el templo, el bautismo de Jes√ļs en el r√≠o Jord√°n en la b√≥veda sobre el iconostasio (mosaicos rehechos sobre cartones de Jacopo Tintoretto).

En los dos cruceros, en las paredes y en las b√≥vedas, los actos de Jes√ļs para consolar a los enfermos, a los que sufren y a los pecadores se traducen en numerosas im√°genes.

En las b√≥vedas sur y oeste, bajo la c√ļpula central, se re√ļnen los √ļltimos acontecimientos de la vida de Jes√ļs: la entrada en Jerusal√©n, la √öltima Cena, el lavado de los pies, el beso de Judas y la condena por parte de Pilato.

El gran panel del Huerto de Getseman√≠ es del siglo XIII. En el centro de la bas√≠lica se encuentran las escenas de la Crucifixi√≥n y el Descenso a los Infiernos (anastasis, en griego) con la gran imagen de Cristo victorioso sobre la muerte, as√≠ como la representaci√≥n de la Resurrecci√≥n. En la c√ļpula de la Ascensi√≥n, en el c√≠rculo estrellado del centro, est√° Cristo, sentado sobre un arco iris, llevado hacia arriba por cuatro √°ngeles en vuelo. Abajo, entre espl√©ndidos √°rboles que representan el mundo terrenal, est√°n los doce Ap√≥stoles con la Virgen y dos √°ngeles. Entre las ventanas, diecis√©is figuras femeninas danzantes personifican las virtudes y las bienaventuranzas: entre las muchas presentes est√°n la fe, la justicia, la paciencia, la misericordia y la caridad coronadas con t√ļnicas reales con la inscripci√≥n latina “madre de todas las virtudes”.

Pero la principal raz√≥n por la que los visitantes pagan 2 euros para entrar en este espacio es para ver la estupenda Pala d’Oro, un retablo de oro tachonado con 2000 esmeraldas, amatistas, zafiros, rub√≠es, perlas y otras piedras preciosas. Sin embargo, los tesoros m√°s valiosos del biombo son las figuras b√≠blicas en vibrante cloisonn√©, iniciadas en Constantinopla en el a√Īo 976 d.C. y embellecidas por orfebres venecianos en 1209.

Los santos esmaltados tienen barbas salvajes y desali√Īadas y los ojos muy abiertos fijos en Jes√ļs. Otros huesos sagrados y botines de las Cruzadas llenan el Tesoro (entrada de 3 euros) y hay m√°s tesoros expuestos en el museo de la planta superior, al que se accede desde el vest√≠bulo.

interior de la basilica de san marco en venecia
Interior de la Basilica de San Marco en Venecia

Campanario de San Marcos

La tercera c√ļpula es la de Pentecost√©s, donde el Esp√≠ritu Santo, en el centro con la etimolog√≠a, en el s√≠mbolo de la paloma desciende en forma de lenguas de fuego sobre los ap√≥stoles. En la base, entre las peque√Īas ventanas, est√°n representados grupos de pueblos que escucharon, cada uno en su propia lengua, el mensaje cristiano. En la parte superior de la c√ļpula, en el centro de un nimbo formado por c√≠rculos conc√©ntricos, los s√≠mbolos del trono, el libro y la paloma aluden al Padre sentado en el trono del cielo, al Verbo cuya palabra se condensa en el libro del Evangelio, al Esp√≠ritu Santo que inaugura la nueva fase de la historia humana evocada por la imagen de la paloma que, portando la rama de olivo, anunci√≥ el fin del Diluvio y un futuro de vida y paz.

En la fachada interior se encuentra el motivo iconográfico bizantino de la Deesis (Intercesión) en el que San Marcos sustituye al tradicional San Juan Bautista. En la nave derecha del presbiterio, un mosaico bizantino del siglo XII representa el traslado del cuerpo de San Marcos desde Alejandría a Venecia.

Representa a los venecianos Tribuno y R√ļstico, ayudados por sus c√≥mplices alejandrinos, colocando el cuerpo del santo en una caja; el transporte de la caja al grito de kanzir (“cerdo” en √°rabe); el disgusto de los aduaneros musulmanes ante la mercanc√≠a impura; el barco saliendo de Alejandr√≠a; la tormenta en el mar cerca de la r√≠a; la recepci√≥n festiva en Venecia. Cristo Pantocr√°tor en el presbiterio se encuentra en el centro de un trono tachonado de piedras preciosas, con la mano derecha levantada en se√Īal de bendici√≥n y la izquierda sosteniendo el Libro abierto, adornado con piedras preciosas que simbolizan el extraordinario valor espiritual y escatol√≥gico de su anuncio. En torno a ella, cuatro evangelistas escriben el comienzo de su Evangelio. Abajo aparece la Virgen Mar√≠a, rezando, y a su lado dos donantes: el dux Ordelaffo Falier y la emperatriz bizantina Irene de Atenas.

En un subarco inferior de la galer√≠a sur, hay una representaci√≥n de “SANCTUS CESARIUS”, San C√©sar, di√°cono y m√°rtir de Terracina-patr√≥n de los emperadores romanos, invocado contra los ahogamientos y las inundaciones- y de su compa√Īero de martirio “SANCTUS IULIANUS”, San Juli√°n, presb√≠tero y m√°rtir.

Todas las escenas de mosaico, sumergidas en el oro que, seg√ļn la tradici√≥n oriental, es s√≠mbolo de la luz divina, se completan con inscripciones en lat√≠n: pasajes b√≠blicos, transcritos con precisi√≥n o resumidos de la Vulgata de San Jer√≥nimo, o bellas oraciones e invocaciones en forma po√©tica medieval. Las diversas escenas de mosaico tienen explicaciones en verso leonino. Estas inscripciones tambi√©n est√°n presentes en el atrio.

Sobre la figura de la etimasia, la preparación del trono para el Juicio Final, entre dos querubines y dos arcángeles. A ambos lados de la composición central se encuentran, en sucesión jerárquica de abajo a arriba, doce profetas, doce apóstoles y doce arcángeles. Encima, entre diáconos que esparcen incienso, se encuentran las fiestas de la iglesia bizantina. En el suelo de la basílica se representan en mosaico diversos animales tomados de los bestiarios medievales, entre ellos el pavo real, símbolo cristiano de la inmortalidad.

Los maravillosos mosaicos policromos del siglo XII que cubren el suelo de la bas√≠lica presentan dos t√©cnicas diferentes: el opus tessellatum, que utiliza teselas de diferentes tama√Īos pero cortadas con regularidad, y el opus sectile, un conjunto de peque√Īos fragmentos irregulares de diferentes piedras, utilizado principalmente para motivos geom√©tricos y zoom√≥rficos.

También son interesantes los mosaicos del antibautismo y del baptisterio, ejecutados en el siglo XIV.

En 2017 se inform√≥ de la finalizaci√≥n de los estudios ortofotogr√°ficos y fotogram√©tricos de todas las superficies de la bas√≠lica con mosaicos al fresco. La t√©cnica utilizada permite la creaci√≥n de im√°genes 2D y 3D de alta resoluci√≥n, navegables de forma performante y seg√ļn un plano de luz continuo, libre de zonas de sombra.

Las campanas

En 1819/20 el fundidor Domenico Canciani Dalla Venezia fundió un nuevo concierto de cinco campanas a partir de los restos de las campanas antiguas (incluida la mayor, de más de 40 quintales); de este concierto, sólo la campana mayor, heredera de la famosa Marangona, se salvó en el derrumbe de 1902. Las campanas que se habían roto durante el derrumbe del campanario se refundieron, utilizando los fragmentos de las cuatro campanas antiguas para fundir las nuevas. Estas nuevas campanas fueron donadas por el Papa Pío X. El nuevo concierto, realizado por los fundidores Barigozzi de Milán en 1909 en una fundición construida a tal efecto en la isla de Santa Elena, consta de cinco campanas, cuyos nombres están relacionados con las ocasiones en las que se utilizaban antiguamente:

  • Marangona o Carpentiera o Campanon (primero), conocido como La2, fundido por Domenico Canciani en 1819/20, di√°metro 180 cm; peso 36,25 quintales;
    • Es la campana m√°s grande y la √ļnica que se salv√≥ del derrumbe del anterior campanario en 1902; sus campanadas anunciaban el comienzo y el final de las horas de trabajo de los marangoni (de los que la campana toma su nombre), es decir, los carpinteros del Arsenal (y este sonido tradicional ha sobrevivido en parte hasta nuestros d√≠as con el toque de la Nona a mediod√≠a, que no s√≥lo anuncia el √Āngelus sino tambi√©n el final de las horas de trabajo; y a las 14 horas, con el toque de la 2: 00, con el ta√Īido de las 2 campanas menores, anunciando el inicio del trabajo de la tarde). La Marangona tambi√©n son√≥ para las reuniones del Maggior Consiglio.
  • Nona o Mezzana (segunda), nota B2 menguante, fundida por Fratelli Barigozzi de Mil√°n en 1909, di√°metro 156 cm; peso 25,56 quintales;
    • Siempre sonaba a mediod√≠a y a medianoche, las horas en que se pod√≠an enviar las √ļltimas cartas al Rialto.
  • Trottiera o Quarant√¨a (tercera), nota Do‚ôĮ3 calante, fundida por Fratelli Barigozzi de Mil√°n en 1909, di√°metro 138,5 cm; peso 18,07 quintales;
    • Sonaba para dar la segunda se√Īal a los nobles que ten√≠an que asistir a las reuniones del Maggior Consiglio.
  • Pregadi o Mezza Terza (cuarta), D3 menguante, fundida por Fratelli Barigozzi de Mil√°n en 1909; di√°metro 129 cm; peso 13,66 quintales;
    • Sonaba para las reuniones del Senado, cuyos miembros se llamaban Pregadi; para todas las funciones religiosas y a primera hora.
  • Renghiera o Maleficio (quinta), nota E3 menguante, fundida por Fratelli Barigozzi de Mil√°n en 1909, di√°metro 116 cm; peso 10,11 quintales;
    • Es la m√°s peque√Īa de las campanas y anunciaba las ejecuciones que ten√≠an lugar entre las columnas de San Marcos y San Todaro.
    • El pleno, es decir, el toque de todas las campanas al mismo tiempo, se produce s√≥lo para las grandes solemnidades del a√Īo lit√ļrgico y para el d√≠a de San Marcos (25 de abril).

Las campanas fueron atascadas con bloques de madera por Morellato, electrificadas originalmente en 1953 por la empresa suiza “Schlieren – Wagons & Ascenseurs”, y actualmente mantenidas por Vanin de Trebaseleghe (PD), que reconstruy√≥ el sistema en 1996.

En enero de 2018, la Procuradur√≠a de la Bas√≠lica de San Marcos decidi√≥ instalar 5 electropercusores externos para cada una de las 5 campanas. Estos “martillos” simulan, mediante campanadas desordenadas, el tradicional sonido “a distesa a slancio” (una campana en movimiento o m√°s bien mecida en la que el badajo vuela y golpea la cara superior del bronce). Ya en 2017, se hab√≠a instalado un martillo en la segunda campana llamada la Novena para simular la extensi√≥n del mediod√≠a. Estos martillos se instalaron para la seguridad de los turistas, a pesar de que las campanas se revisan cada mes y nunca se ha producido ning√ļn accidente. Hoy en d√≠a, cuando el campanario est√° cerrado al p√ļblico, las campanas suenan en silencio y siguen sonando de la misma manera incluso en los d√≠as festivos importantes con turistas en el campanario.

Simbologías dela Basílica de San Marcos

El arquitecto desconocido

El n√ļmero de la bas√≠lica es el cinco: aparece dibujado a modo de dado y es visible en la silla en la que se sienta el llamado “arquitecto desconocido” de San Marcos. El bajorrelieve que lo representa es el primero por la izquierda, dentro del gran arco de la puerta central. El “arquitecto desconocido” est√° representado bajo la apariencia de un sabio oriental con turbante: en realidad, los arquitectos a los que el dux Contarini llam√≥ para construir la bas√≠lica eran griegos. Se le muestra sentado para resaltar su nivel de dignidad, y tambi√©n lleva una muleta, signo de enfermedad f√≠sica. En esto se asocia a la gran tradici√≥n m√≠tica griega y n√≥rdica que permit√≠a al homo faber alcanzar cotas muy altas pero le obligaba a pagar el precio de alguna manera con la enfermedad. El arquitecto es representado entonces en el acto de comerse el dedo: la leyenda atribuye esta expresi√≥n de decepci√≥n al castigo que el dux le habr√≠a dado despu√©s de que, a su felicitaci√≥n por la gran obra realizada, el arquitecto le hubiera respondido: “Podr√≠a haberlo hecho mejor” (si hubiera tenido m√°s dinero): por este acto de soberbia hab√≠a sido castigado. La expresi√≥n de decepci√≥n del dux tambi√©n se representa en el acto de comerse el dedo.

La arquitectura divina

Dios, la Trinidad se identifican con el n√ļmero tres o, geom√©tricamente, con un tri√°ngulo. En la antig√ľedad, el mundo se identificaba con el n√ļmero cuatro, con los cuatro puntos cardinales. La figura encerrada en cuatro puntos es deformable: se puede obtener, en efecto, un rect√°ngulo, un rombo, un trapecio. Y lo que es deformable es tambi√©n inestable, mientras que el tri√°ngulo siempre lo es. La Bas√≠lica de San Marcos se identifica con las cinco, las cinco c√ļpulas. La central es la del Cristo hist√≥rico. Esto tiene un significado simb√≥lico: la llegada de Cristo “diviniza” la creaci√≥n al igual que la c√ļpula central divide el cuadrado dado por las cuatro c√ļpulas exteriores en cuatro tri√°ngulos. Y de este modo, la creaci√≥n del cuadrado tambi√©n se vuelve indeformable.

Otras simbologías en la Basílica

Las tres astas frente a la basílica marciana llevan hoy las banderas de Italia, Europa y Venecia. Representaban los territorios de Candía, Morea y Chipre conquistados por Venecia.

Un dodecaedro estrellado se encuentra en el suelo ante la puerta principal de entrada a la Bas√≠lica, bajo el iconostasio y en el coro. Para los sabios de la Antig√ľedad, era un s√≠mbolo de Venus, el planeta regente de Venecia. Representa la manifestaci√≥n de la forma divina en la naturaleza: Plat√≥n la convirti√≥ en s√≠mbolo de la armon√≠a del cosmos (s√≥lidos plat√≥nicos).

A la izquierda de la entrada lateral de la basílica, en el suelo de mosaico, hay un rinoceronte de fecha incierta. La planta que hay detrás es un símbolo de fuerza. También se dice que esta imagen es un talismán para alejar las enfermedades.

El rombo de pórfido en el suelo del atrio frente al portal principal representa el lugar exacto donde el emperador Federico Barbarroja se arrodilló ante el papa Alejandro III en 1177.

En el suelo, cerca del Pala d’oro, en el camino de salida, hay una piedra que representa un cuerno ducal y un animal, un erizo negro. El coraz√≥n del Dux Francesco Erizzo (1566-1646, Dux desde 1631) fue enterrado aqu√≠. El erizo es un s√≠mbolo de la familia patricia a la que pertenec√≠a. El resto de los restos se encuentran en la iglesia de San Martino en Castello.

Como llegar a la Basilica de San Marcos

Desde Piazzale Roma:

En las líneas de autobuses acuáticos:

1 (tiempo: 40 minutos aprox.)
5.1 directo (tiempo: unos 20 minutos)
2 directos (tiempo: 30 minutos aprox.)
A pie se tarda unos 30-40 minutos.

Desde la estación de tren (Santa Lucía):

Con los vaporettos de las líneas:

1 que tarda unos 35 minutos,
5.1 directo (tiempo: 25 minutos aprox.)
2 directos, (tiempo: 25 minutos aprox.)
A pie se tarda unos 30-45 minutos

a pie:

Desde el Campo della Stazione Santa Lucia ir por Fondamenta Santa Lucia y tomar Rio Terà Lista di Spagna a la izquierda; después del puente delle Guglie ir por Rio Terà San Leonardo, luego el puente y después seguir recto por Rio Terà Maddalena; finalmente, ir por Strada Nova; seguir recto hasta Campo dei SS. Apostoli; después del Campo, manténgase a la derecha y camine a lo largo del puente y del sub-portego; siga hasta la calle Dolfin; gire a la izquierda y luego a la derecha, camine a lo largo del puente y luego siga hasta la Salizada San Giovanni Grisostomo; cruce el puente, camine a lo largo de la Salizada del Fontego dei Tedeschi y luego el Campo San Bartolomio; seguir recto en Mercerie II Aprile y luego en Campo San Salvador y en la calle del Lovo; cruzar el puente y luego la calle del Teatro; girar a la izquierda en Corte Teatro y luego en Campo San Luca; mantener la izquierda y seguir en la calle Goldoni; seguir recto en Fondamenta Orseolo; cruzar las Procuratie y se encontrará en la plaza San Marco. Para llegar a la Basílica de San Marcos hay que ir a la izquierda a lo largo de la plaza: se llega en unos 30 minutos. Si se encuentra en Piazzale Roma, llegue al Campo della Stazione Santa Lucia cruzando el Ponte della Costituzione.

*Cuando se circula por Venecia, dado que las calli y las fondamenta son muy estrechas, es aconsejable mantenerse siempre a la derecha, y dejar que los venecianos y/o los que tienen que llegar al lugar de trabajo circulen f√°cilmente, sin obst√°culos. Es una se√Īal de respeto a una ciudad tan delicada.

La Basílica de San Marcos y el Coronavirus (Covid-19)

La Basílica de San Marcos y su Museo, el Tesoro, el Pallón de Oro y el Campanario están actualmente cerrados a las visitas turísticas.

El acceso a la Bas√≠lica para el culto y las celebraciones lit√ļrgicas es posible (entrada por la Porta dei Fiori, lado norte, Piazzetta dei Leoncini)

Se recomienda a todos los visitantes que respeten el car√°cter sagrado del lugar, recordando en particular que:
– La vestimenta y el comportamiento deben ser acordes con la naturaleza religiosa del edificio;
РNo se permite la realización de fotografías o grabaciones de vídeo;
РNo está permitido el uso de manos libres, pero sí de auriculares;
– No es posible entrar con equipaje o bolsas grandes.

Basilica de San Marcos Entradas

La entrada a la iglesia y el recorrido por el circuito central son gratuitos, aunque entre abril y octubre se pueden comprar entradas para saltarse la cola por 3 euros (los ni√Īos menores de 5 a√Īos entran gratis). Deber√° vestir con modestia (es decir, con las rodillas y los hombros cubiertos) y dejar los bolsos grandes a la vuelta de la esquina en la consigna del Ateneo San Basso. Los que simplemente deseen rezar o asistir a la misa, as√≠ como las personas con discapacidad, pueden entrar por la Porta dei Fiori, en el lado norte de la iglesia.

La Bas√≠lica de San Marcos entrada: 3 euros; gratuita para ni√Īos de hasta 6 a√Īos, con la posibilidad de visitar tambi√©n el Pala d’Oro (suplemento: 5 euros; gratuito para ni√Īos de hasta 6 a√Īos) y el Museo – Loggia dei Cavalli suplemento: 7 euros; gratuito para ni√Īos de hasta 6 a√Īos.

Los domingos Museo – Loggia dei Cavalli (entrada: 7 euros; ni√Īos hasta 6 a√Īos gratis).

Debido a la normativa vigente para contener la pandemia de Covid-19, los sábados y domingos sólo se pueden comprar entradas en la taquilla de San Basso (Piazzetta dei Leoncini).

El Campanile est√° abierto todos los d√≠as entrada: 10 euros; gratuita para ni√Īos de hasta 6 a√Īos. En caso de condiciones meteorol√≥gicas desfavorables (niebla, viento fuerte, fr√≠o intenso), el campanario permanecer√° cerrado.


El acceso a la Bas√≠lica para la oraci√≥n, la Santa Misa y otras celebraciones lit√ļrgicas es siempre gratuito entrando por la Porta dei Fiori (Piazzetta dei Leoncini – lado norte).


Se recomienda a todos los visitantes que respeten el car√°cter sagrado del lugar, recordando en particular que:

  • La vestimenta y el comportamiento deben ser acordes con el car√°cter religioso del edificio;
  • No se permiten las fotograf√≠as ni las grabaciones de v√≠deo, salvo para un uso estrictamente privado y no profesional;
  • No se permiten las explicaciones por altavoz, pero s√≠ el uso de auriculares;
  • No es posible entrar con maletas o bolsas grandes (hay un dep√≥sito de equipaje en la Piazzetta dei Leoncini, a pocos metros de la Bas√≠lica).

Dirección: Piazza San Marco tel: +390041 270 83 11 Visita el sitio web Horario: 9.30am-5pm Lun-Sab, 2-5pm Dom verano, a 4.30pm Dom invierno

Basilica de San Marcos Horarios

La Bas√≠lica de San Marcos se puede visitar desde las 9.30 horas (domingos y d√≠as de precepto a partir de las 14.00 horas) hasta las 17.15 horas (√ļltima entrada a las 16.45 horas), con la posibilidad de visitar tambi√©n el Pala d’Oro y el Museo – Loggia dei Cavalli (√ļltima entrada a las 16.45 horas).

Los domingos por la ma√Īana, de 9.30 a 14 horas, s√≥lo se puede visitar el Museo – Loggia dei Cavalli

Debido a la normativa vigente para contener la pandemia de Covid-19, los sábados y domingos sólo se pueden comprar entradas en la taquilla de San Basso (Piazzetta dei Leoncini).

El Campanile est√° abierto todos los d√≠as de 9.30 a 17.15 horas (√ļltima subida a las 16.45 horas). En caso de condiciones meteorol√≥gicas desfavorables (niebla, viento fuerte, fr√≠o intenso), el campanario permanecer√° cerrado.


El acceso a la Bas√≠lica para la oraci√≥n, la Santa Misa y otras celebraciones lit√ļrgicas es siempre gratuito entrando por la Porta dei Fiori (Piazzetta dei Leoncini – lado norte).

Detalles

Telefono: 390412708311

Website: http://www.basilicasanmarco.it

Horario:

Basilica de San Marcos Horarios

Horario: 9.30am-5pm Lun-Sab, 2-5pm Dom verano, a 4.30pm Dom invierno

Precio:

Basilica de San Marcos Precio

  • La Bas√≠lica de San Marcos entrada: 3 euros; gratuita para ni√Īos de hasta 6 a√Īos, con la posibilidad de visitar tambi√©n el Pala d'Oro (suplemento: 5 euros; gratuito para ni√Īos de hasta 6 a√Īos) y el Museo - Loggia dei Cavalli suplemento: 7 euros; gratuito para ni√Īos de hasta 6 a√Īos.
  • Los domingos Museo - Loggia dei Cavalli (entrada: 7 euros; ni√Īos hasta 6 a√Īos gratis).
  • El Campanile est√° abierto todos los d√≠as entrada: 10 euros; gratuita para ni√Īos de hasta 6 a√Īos.

Ir a:

Otras Visitas que pueden interesarte

Localiza BAS√ćLICA DE SAN MARCOS en el mapa